viernes, 14 de noviembre de 2008

Josefina Carabias

Josefina Carabias (Arenas de San Pedro, Ávila, 19 de julio de 1908 - † Madrid, 20 de septiembre de 1979) fue la primera española periodista si entendemos por tal a quien trabaja en una redacción y hace de este oficio su modo de vida.
No fueron precisamente sus padres, agricultores y ganaderos, los que la animaron a salirse del camino tradicional que solían coger todas las chicas de su edad, sino una fuerza de voluntad personal que la llevó hasta Madrid donde estudió la carrera de Derecho.
A principios de los años treinta, mientras se disponía a ser registradora de la propiedad, Josefina descubrió el periodismo gracias a su tío Vicente Sánchez Ocaña, redactor jefe de la revista Estampa. Éste le pidió un día unas notillas sobre la Residencia de María de Maeztu donde Josefina residía, notillas que le parecieron muy interesantes y que publicó tal cual en su semanal. A continuación mandó hacer a su sobrina una entrevista a Victoria Kent, recientemente nombrada Directora General de Prisiones y así empezó « la noria » como lo cuenta ella misma, « me encontré periodista conocida en dos o tres meses »
Durante los años treinta fue cronista parlamentaria de los diarios Ahora y La voz, al tiempo que colaboradora en el primer programa informativo de la radio española: La palabra (07-10-1930) de Unión Radio , que con tres ediciones diarias de 20 minutos se basaba en las informaciones de la agencia Febus (boletines especiales). En esta última labor, tuvo ocasión de retransmitir el homenaje a Miguel de Unamuno en la Universidad de Salamanca
Fue su popularidad durante la República y su sentido político los que la hicieron pensar en la candidatura al Congreso. Había pocas mujeres implicadas en política: Victoria Kent, Clara Campoamor, Margarita Nelken y más tarde Dolores Ibárruri. Es imposible hablar de ellas como feministas, porque eran en sí mismas mujeres que vivían como ejemplos naturales de lo que otras pretendían, que habían pasado por una universidad todavía casi exclusiva para hombres, y que trabajaban en profesiones duras y peligrosas
Al regresar a España, en 1942, pasó seis años trabajando para Radio Nacional y otros medios con el seudónimo de “Carmen Moreno”.
En 1959 se traslada a París como corresponsal del Diario Ya. En este rotativo permaneció el resto de su carrera profesional, hasta casi su fallecimiento. Se dedicó también a la traducción y escribió varios libros de reportajes y biografías.
Estuvo casada con el abogado y economista José Rico-Godoy. Su hija Carmen Rico-Godoy, también se dedicó al periodismo y a la escritura.

1 comentario:

José María. dijo...

Bella bitácora. Me ha encantado tu escrito sobre Josefina Carabias; una gran periodista que escribió un librito precioso sobre D.Manuel Azaña.
Felicidades.