sábado, 9 de mayo de 2009

Salvador Bacarisse

Salvador Bacarisse Chinoria, (Madrid, 12 de septiembre de 1898 - París, 5 de agosto de 1963) fue un músico y compositor español.
En Madrid, su ciudad natal, estudia el bachillerato y Filosofía y Letras, aprendiendo a tocar el violín como mera distracción. Al ser preguntado, en una entrevista, de por qué se dedicó a la música, él respondió con cierta ironía "quizás porque los Reyes Magos me pusieron una vez un violín de juguete".
Estudia en el Real Conservatorio de Música de Madrid con maestros como Manuel Fernández Alberdi (piano) y Conrado del Campo (composición).

En 1921 obtiene el Premio Nacional de Música con un poema sinfónico titulado "La Nave de Ulises", escrita para gran orquesta y coro con voces femeninas; la obra nunca llegó a estrenarse, quizá por su innovación y complejidad. En 1931 y 1934 volvería a recibir dicho premio.

Paralelamente a su labor musical trabaja como crítico musical en los periódicos Crisol y Luz. En 1931 se crea, a instancia del gobierno de la 2ª República, un organismo llamado "Junta Nacional de la Música y Teatros Líricos" que encomienda a todos los interesados en la música, composición, dirección y crítica, ya sean jóvenes como consagrados, que se ocupen de su organización. Dicha Junta estaba compuesta por el Presidente, don Oscar Esplá; secretario general, don Adolfo Salazar; vocales: don Manuel de Falla, don Conrado del Campo, don Amadeo Vives, don Joaquín Turina, don Ernesto Halffter, don Facundo de la Viña, don Salvador Bacarisse, don Enrique Fernández Arbós, don Bartolomé Pérez Casas y don Arturo Saco del Valle. Este organismo se encargó de reanudar las actividades líricas, de organizar las subvenciones a entidades sinfónicas, llegando incluso a reponerse obras importantes como "La Dolores" de Tomás Bretón.
Bacarisse fue miembro del Grupo de los Ocho ( también llamado Grupo de Madrid ) un conjunto de músicos y musicólogos españoles que representaban la vanguardia musical, considerado el equivalente musical de la Generación del 27 e integrado por Jesús Bal y Gay, Ernesto Halffter y su hermano Rodolfo, Juan José Mantecón, Julián Bautista, Fernando Remacha, Rosa García Ascot, Salvador Bacarisse y Gustavo Pittaluga. El grupo nació a principios de los años 30 con el fin de combatir el conservadurismo en la música. La llegada de la guerra civil y la posterior dictadura de Franco truncaron su empeño.

Bacarisse tenia a su cargo, desde 1925, la dirección artística y organización de los programas de Unión Radio Madrid. Desde un principio Ricardo Urgoiti tenía como objetivo difundir la cultura a través de las ondas, objetivo que lo llevó a la práctica Bacarisse desde 1925. En la revista Ondas con fecha del 20 de junio de 1926 (número extra) podemos leer la referencia siguiente: Un notable compositor, D. Salvador Bacarisse, pone en la formación de los programas toda su cultura musical y literaria para que el interés de la radiodifusión se mantenga en el nivel que corresponde a toda obra que tiende a elevar la sensibilidad artística de un pueblo. En los programas, teniendo en cuenta la diversidad de gustos en un público tan complejo como el radioyente, se procuró siempre darles variedad, y desde el género frívolo hasta el más puro expresionismo de la juventud actual, alternaron en las emisiones.

Bacarisse ayudó a promover la música contemporánea en Unión Radio, estrenando incluso sus propias obras, como la Nana El niño malo, sobre texto de Rafael Alberti (1935):


En sus estudios se interpretaron obras de los compositores contemporáneos, inclusive las de todos los integrantes del Grupo de los Ocho. También fue el director de la Orquesta Sinfónica de Unión Radio.
Dirigió, entre muchas otras obras, la de Tomás Borrás, Todos los ruidos de aquel día, emitida el 24 de abril de 1931 por Unión Radio Madrid con música del maestro Conrado del Campo, los dos locutores de Unión Radio (Luis Medina y Carlos del Pozo), una popular escritora infantil (Magda Donato), una de las cupletistas más famosas del momento (La Goya), un grupo de actores profesionales y bajo la dirección del conjunto instrumental a cargo de Felipe Briones. Tanto los ruidos como la música se producían en el estudio en directo, al mismo tiempo que los actores declamaban los diálogos. Esta obra ha sido recientemente representada por la Orquesta Sinfónica de RTVE para Radio Clásica.
Durante la guerra civil española se integra en el Consejo Nacional de la Música (1937). Se trasladó sucesivamente, siguiendo al gobierno republicano, a Valencia y Barcelona. En esta última ciudad, y como delegado del gobierno en asuntos musicales, organizó algunos conciertos y y dirige la última temporada de ópera en 1938. Miembro de la sección de música de la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura (1936) y Vicepresidente del Consejo Central de Música, Salvador Bacarisse se exilia en París al finalizar la guerra civil española.
Afiliado al Partido Comunista Español, desde 1945 trabajó para la Radio Télévision Française como productor de programas en español (sección hispanoamericana) dedicados a la música, la “Radio París” que a hurtadillas sintonizaban miles de españoles para conocer la realidad social y política que la dictadura de Franco silenciaba a diario.

Obras principales: Corrida de feria (ballet); Charlot (ópera con libreto de Ramón Gómez de la Serna, y que no llegó a estrenar); Heraldos, Carnaval Parisien, Música sinfónica, Serenata, Impromptu, Sinfonietta y Concerto Grosso para orquesta; ballet “La Tía Fingida”, cuatro Conciertos y una Balada para piano y orquesta; Fantasía para violín y orquesta; adaptación de Cervantes "El Estudiante de Salamanca" que él dirigió personalmente en Radio Montecarlo, la ópera El tesoro de Boabdil, con la que ganó un premio de la radio francesa en 1958, Fantasía Andaluza para arpa y orquesta, Preludios, un concierto para cello y otro para guitarra, así como música de cámara, piano solo, y un cierto número de canciones, sobre textos de Juan Ramón Jiménez, Alberti y Cernuda, entre otros.

Una de sus obras más conocida es el Concertino para guitarra y orquesta en la menor Opus 72, compuesta en 1957, en un estilo neo-romántico cercano al del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo:

lunes, 4 de mayo de 2009

Toresky

Josep Torres Vilalta, “Toresky” (Barcelona, 1 de octubre de 1869 – 10 de mayo de 1937) fue un cómico, ventrílocuo y famoso locutor de la pionera EAJ-1 Radio Barcelona. Hijo de un industrial catalán, comenzó trabajando como electricista y tornero hasta que dio el salto a su auténtica vocación: el escenario. Con una compañía de zarzuela se marcha de España para comenzar una gira que lo llevará a Méjico, Cuba, Puerto Rico, Venezuela y Filipinas entre otros países. En 1898 debutaría por primera vez como transformista y ventrílocuo en un teatro de Colombia: “…mediante cambios rápidos de vestuario, maquillaje y voz, sobre un escenario, Toresky era capaz de interpretar variados personajes en un espectáculo compuesto de pequeños sketches, donde caricaturizaba a distintos tipos de individuos (el avaro, el joven enamorado, el cateto, etc.)…” (Armand Balsebre, Historia de la radio en España).

Tras dejar su gira y volver a su ciudad natal en 1917 se incorpora a Radio Barcelona el 24 de septiembre de 1924, cuando aún la emisora no emitía de manera oficial y estaba en fase de pruebas. Su labor era de locutor cómico y rapsoda en los diversos espacios que conducía (emisiones infantiles los jueves, charlas, recitados, lecturas como rapsoda e intermedios publicitarios entre conciertos).

En sus emisiones infantiles incluía concursos de adivinanzas (se regalaban “aparatitos de galena”) o concursos como Un cuento extraordinario emitido el jueves 27 de mayo de 1925:“El señor Toresky radiará un hermoso cuento de su invención, en tres partes, de las cuales el mismo autor recitará dos. La tercera parte ha de ser solucionada o adivinada por nuestros pequeños radioyentes, niños o niñas, hijos de socios de Radio Barcelona”. (Revista Ondas, nº 49, 23/05/1925, pág.20).

Toresky se hace popular a partir de 1926, cuando es nombrado locutor oficial de la emisora tras el cese en dicho puesto de Rafael del Caño. En junio de 1926 “ retransmite” desde el estudio de Radio Barcelona el primer reportaje-radiodrama de la radio en Españ: la Processó de Corpus en un poblet, una recreación de la procesión del Corpus Christi en Barcelona imitando con su voz ambientes y voces características de dicho acto religioso. Tuvo tal éxito dicha actuación que, a petición de los oyentes, se repitió el lunes 21 de junio de dicho año.

Por esas fechas Toresky crea el personaje que lo conducirá al éxito y lo ayudará en su labor benéfica, género en el que sería el pionero en la radiodifusión. Este hombre hizo posible el fenómeno mediático de masas más relevante de la radio antes de la Guerra Civil: la radio de beneficiencia lo condujo, junto a su personaje Miliu, a una fama que traspasó los límites de Cataluña.“Miliu”, un niño de ocho años algo travieso que solía inventar palabras, mantenía unos diálogos en tono humorístico con Toresky y José Miret, un profesor de declamación también locutor de Radio Barcelona.

Miliu fue el niño que abanderó toda una labor a favor de los más necesitados mediante campañas benéficas en las que se recogían desde radios para los hospitales, a mantas y cantidades como las conseguidas en el mes de noviembre de 1932, que ascendían a medio millón de pesetas. El personaje infantil era capaz de “ablandar” los corazones –y los bolsillos- de los radioescuchas.

Pero el origen de Miliu fue por un motivo bien distinto, nació para “alegrar los anuncios por el micrófono”. “Toresky se puso a jugar con los dos registros de su voz. Empezó el diálogo entre él y Miliu. Y enseguida empezaron a llover cartas de todos los niños catalanes, saludando al gracioso amiguito y expresando el deseo de conocerle”. (Estampa, 15 de noviembre de 1930). La emisora le había pedido alguna idea para animar los intermedios publicitarios y un buen día Miliu se “acercó” pidiéndole un cigarro para su papá (aparece como el hijo del portero de Radio Barcelona), hecho que origina un chiste por parte de Toresky. Pronto este niño de trapo empezó a pedirle a los niños que se acordaran de los más necesitados. Toresky y Miliu, a lo largo de sus diez años de vida radiofónica, recaudaron más de dos millones y medio de pesetas, más de 200.000 mantas, miles de juguetes, aparatos de radios para instalarlos en hospitales, orfanatos, prisiones, etc. y otros donativos en especies.

La labor benéfica de Toresky fue reconocida en 1932 con la Cruz de Plata de la Cruz Roja de Barcelona y con la Cruz de Beneficiencia con distintivo blanco otorgada por el gobierno republicano en la primavera de 1933.

Toresky recibiendo la medalla de plata de la Cruz Roja de Barcelona.

Uno de los últimos chistes de Toresky antes de su muerte, inesperada tras un ataque de apoplejía en plena guerra civil española, fue el siguiente:
Miliu: “Senyor Toresky, per qué posen reixes a les presons?” (Señor Toresky, ¿Por qué ponen rejas en las prisiones?
Toresky: “Perqué no hi entrin els lladres, Miliu” (Para que no entren los ladrones, Miliu).

Según cuenta el periodista Lluís Permanyer en La Vanguardia (2 de mayo de 1999)"aquello le costó ser perseguido y encarcelado. Un disgusto que aceleró su muerte, acaecida poco después".

En honor a este popular locutor, Radio Barcelona puso su nombre a uno de sus estudios (el Estudio 1, lugar donde se realizaron esos diálogos y campañas entre Toresky y Miliu).

El personaje de Miliu tiene su propia escultura de bronce en los jardines del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona. La escultura, de 1939, es obra del escultor Àngel Tarrac realizada para la Sociedad Española de Radio Difusión.

lunes, 20 de abril de 2009

EAJ-17 Radio Sevilla

El Radio Club Sevillano, fundador de la estación EAJ-5, se separa tras ciertas diferencias y una parte de ellos forma la Asociación Radio Sevilla, promovida por Manuel García Ballesta y el locutor Ramón García Lara. El 31 de julio de 1925 se concede la licencia de emisión a EAJ-17 Radio Sevilla, cuya sede estaba en la calle de Albareda, 16.

Las emisiones comenzaron en septiembre de ese mismo año con una potencia de 1 kilovatio y una longitud de onda de 300 m. Su horario de emisión en 1925 era, normalmente, de 23 a 01 horas y estaba formado, en su mayoría por música y conciertos.

La similitud en cuanto a los contenidos radiados por las dos emisoras sevillanas (EAJ-5 Radio Club Sevillano y EAJ-17 Radio Sevilla) y su escasa inversión económica hacen que peligren las dos estaciones, lo que deriva en una dura competencia que incluso llevó a las estaciones a emitir lo mismo en días alternos.

El horario de emisión de EAJ-5 Radio Club Sevillano era, normalmente, de 21 a 23 horas, y su programación, al igual que la otra emisora sevillana, consistía en conciertos y actuaciones de artistas variados (salvo las informaciones de cotizaciones de bolsa).

En 1925 el radioprograma facilitado por La Vanguardia un día del mes de diciembre era el siguiente:
RADIO-CLUB SEVILLANO, 357 m. 21 horas: Cotizaciones de Bolsa y mercados. Orquestina Sevilla dará un concierto.
RADIO-SEVILLA, 300 m. De 11 horas a 1 de la noche: Concierto vocal e instrumental por reputados artistas.


Sin embargo, EAJ-17 Radio Sevilla consiguió realizar una emisión que consiguió el agradecimiento social de todos los radioescuchas sevillanos: la transmisión de la ópera Carmen de Bizet, cantada por el tenor Miguel Fleta el 2 de octubre de 1925.

El locutor sevillano Ramón García Lara

En 1926 Unión Radio llega a un acuerdo con la emisora y en octubre de 1926 EAJ-17 se estrena como EAJ-17 Unión Radio Sevilla con un nuevo horario de emisión de 21 a 23 horas y compuesto, fundamentalmente, por música y conciertos del cuarteto Castilla.

En la revista Ondas nº 69 del 10 de octubre de 1926 podemos leer un pequeño artículo en el que se narran las características técnicas de la nueva estación, inaugurada el 5 de octubre con la locución del evento a cargo del speaker don Ramón García Lara, e instalada por don Joaquín Ruiz, ingeniero técnico de Unión Radio, con una nueva antena de 30 m, un “moderno” micrófono Reitz y un amplificador Marconi.

Paralelamente a esta fusión Unión Radio adquiere también EAJ-5 Radio Club Sevillano y en agosto de 1927 desaparece el indicativo EAJ-17 (en 1933 pasará a Radio Murcia) y sólo quedará funcionando EAJ-5 Radio Sevilla.