domingo, 25 de enero de 2009

Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna (Madrid, 3 de julio de 1888 – Buenos Aires, 13 de enero de 1963) fue un escritor vanguardista español, generalmente adscrito a la Generación de 1914 o Novecentismo, e inventor del género literario conocido como greguería.

Hijo de un ilustre jurista, estudió Derecho, pero desde muy temprano se sintió atraído por el periodismo. Siempre se manifestó como un iconoclasta con respecto a las artes y tendencias culturales al uso y se mostró como un “vanguardista de las vanguardias”. Su obra se caracteriza por su original personalidad, hasta tal punto que creó un estilo conocido como el ramonismo, sinónimo de independencia, esteticismo y provocación. Es autor de más de cien libros de diferentes géneros, como novela, ensayo, cuento, teatro o artículo periodístico. Practicó el “madrileñismo”, una ligazón especial con esta ciudad de la que le atraía su vida cultural y bohemia y que definió como "Madrid es no tener nada y tenerlo todo".

En 1915 Gómez de la Serna fundó la Tertulia sabatina del Café y Botillería de Pombo. El Café de Pombo, cerca de la Puerta del Sol, fue uno de los sitios más célebres y concurridos del Madrid literario de la época. Ramón era quien llevaba la voz cantante en las reuniones. Era su hogar literario, donde podía exponer libremente sus teorías vanguardistas. Allí se daban cita Picasso, Pío Baroja, Azorín, Marañón y un largo etcétera de personalidades. Es también conocida su original faceta de conferenciante. Ramón viajaba con frecuencia por España y otros países pronunciando conferencias humorísticas con puesta en escena incluida: en una ocasión se vistió de torero, dio otra a lomos de un elefante (en el Cirque d'Hiver de París, en 1928), en un trapecio (en el Gran Circo Americano de Madrid, en 1923), con la cara pintada de negro (para presentar la película “El cantor de Jazz”, en el Palacio de la Prensa de Madrid, en 1929), sobre un columpio, adoptando la postura de Napoleón para hablar sobre él, etc. En 1931, en Chile, recibió un homenaje en un quirófano.
Su labor periodística anterior a la guerra civil española se desarrolla principalmente en los periódicos La Tribuna, El Liberal, El Sol y La Voz. De estos dos últimos arranca probablemente el vínculo con la familia Urgoiti y que lo conducirá a estar presente en la fundación de los periódicos Crisol y Luz. Su llegada a Unión Radio Madrid no es, pues, fruto de la casualidad, sino de su colaboración con Nicolás Urgoiti.
El viernes 2 de marzo de 1928, de 10 a 11 de la noche, Unión Radio Madrid estrena la primera tertulia radiofónica llamada “La pandilla” con el tema “La gripe”. Los participantes de este nuevo género radiofónico serían José López Rubio, Enrique Jardiel Poncela, Antonio de Lara Gavilán y Ramón Gómez de la Serna.
Tras sus primeras colaboraciones se convierte en el "humorista de guardia" de Unión Radio y en 1930 se le instala en su casa un micrófono con enlace telefónico directo con la emisora para que realice sus crónicas, reportajes, emita su “Parte del día” y realice sus comentarios sobre la actualidad cultural. Él mismo decía al respecto que era poseedor de un “micrófono privado con funciones universales”.
Ramón ante el micrófono instalado en su despacho de la calle Villanueva 38, Madrid.
A finales de 1929 Ramón Gómez de la Serna inaugura desde la Puerta del Sol un nuevo programa y género: el “Primer reportaje radiado” (de carácter costumbrista) que Unión Radio iniciaría con una emisión semanal tras haber realizado la primera convocatoria del “concurso libre de reportajes radiofónicos” a través de la revista “Ondas” en noviembre de 1929.
Ramón se convirtió así en el el primer radio-reportero, se lanzaba con su micrófono a la calle y hablaba con la gente trabajadora: vendedores de lotería, chóferes, mieleros y demás vendedores ambulantes de la Puerta del Sol, donde recogía sus voces y permitía que fueran escuchadas.
En 1930 realiza las “Cartas habladas”, uno de los primeros programas grabados en disco y que se emitirían en diferido durante su ausencia (inicia un viaje por Latinoamérica) y que Unión Radio presenta como cartas radiadas desde París en mayo de 1930 a través de la revista Ondas.
En 1932 condujo un “Intermedio” diario de 15 minutos de duración a las 8 de la tarde y una emisión semanal de reportajes que se mantuvo hasta el domingo 11 de julio de 1936.
Entre 1925 y 1935 colaboró para la revista Ondas en una sección denominada “Radio Humor”. En esta sección incluyó cientos de grueguerías a través de diferentes entregas que denominó “Greguerías onduladas”,“Ovillejos de ondas” o “Caprichos ondulados”. Un ejemplo ilustrativo sería la “greguería nº 22” (1927) donde describe una experiencia radiofónica: “Muchas veces, en horas sin posibilidad, dejo abierto mi aparato sólo para saber cómo respira eléctricamente el aire, como bulle su sistema nervioso”.
Igualmente escribió artículos dedicados al medio radiofónico como "La ensalada de las ondas", "Parásitos sonoros" y "Máquinas que hablan". En ellos reflexiona poéticamente sobre todos los aspectos del nuevo medio, desde los elementos puramente tecnológicos (válvulas y acumuladores, el micrófono, el dial, altavoces, etc.) hasta los factores comunicativos (los mensajes, el auditorio, su poder y su mercantilidad…), fascinándole esa nueva expansión inmaterial que ofrecen las ondas radiofónicas.

Ya que no podemos escuchar ningún programa radiofónico de este peculiar “cronista de guardia” sí podemos ver el film sonoro “El orador”, rodado en 1928 por Feliciano Vitores mediante el sistema sonoro llamado Phonofilm (inventado por Lee de Forest). En él Ramón realiza un monólogo a la manera de sus famosas conferencias-maleta donde saca objetos de una maleta e improvisa sus descubrimientos insólitos de lo trivial, en este caso “un monóculo sin cristal” de nuevo rico, una mano gigante que parodia los demagogos discursos políticos y sus imitaciones fonéticas de un gallinero en las tardes calurosas.

Igualmente podemos encontrar un documental interesante: "Ramón Gómez de la Serna, El padre de las Vanguardias", en la web de Román Gubern.

5 comentarios:

Kanalla.. dijo...

Hola, me encontré tu blog navegando, concretamente buscando algún archivo sonoro del programa de RNE Consultorio de Elena Francis. Pero no ha habido suerte, a no ser que tu sepas algo y me puedas proporcionar alguna ayuda. Me gusta tu página me recuerda mis diezmil horas de radio a mi garganta. Es que quiero hacer algo en mi Blog referente a este programa que tanto daño hizo a las mujeres de la época. Un saludo y enhorabuena. Por cierto, me he suscrito a ella.

Belén dijo...

Gracias por tu comentario. Respecto a si hay archivos sonoros del programa de Elena Francis yo aún no he encontrado ninguno, pero puedes escuchar la sintonía original en fonotecaderadio.com.
El consultorio fue originario de Radio Barcelona (cadena SER).

Rrose dijo...

Muchas gracias por este artículo. Contiene datos que desconocía.

Te enlazo desde mi último post.

Saludos ;)

Larsen dijo...

Hola, del programa de Elena francis puedes hallar algunos fragmentos en esta recopilación sin orden ni concierto. Creo que hay alguna otra grabación en "Fonoteca de Radio".
Saludos.

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por el video!