sábado, 9 de mayo de 2009

Salvador Bacarisse

Salvador Bacarisse Chinoria, (Madrid, 12 de septiembre de 1898 - París, 5 de agosto de 1963) fue un músico y compositor español.
En Madrid, su ciudad natal, estudia el bachillerato y Filosofía y Letras, aprendiendo a tocar el violín como mera distracción. Al ser preguntado, en una entrevista, de por qué se dedicó a la música, él respondió con cierta ironía "quizás porque los Reyes Magos me pusieron una vez un violín de juguete".
Estudia en el Real Conservatorio de Música de Madrid con maestros como Manuel Fernández Alberdi (piano) y Conrado del Campo (composición).

En 1921 obtiene el Premio Nacional de Música con un poema sinfónico titulado "La Nave de Ulises", escrita para gran orquesta y coro con voces femeninas; la obra nunca llegó a estrenarse, quizá por su innovación y complejidad. En 1931 y 1934 volvería a recibir dicho premio.

Paralelamente a su labor musical trabaja como crítico musical en los periódicos Crisol y Luz. En 1931 se crea, a instancia del gobierno de la 2ª República, un organismo llamado "Junta Nacional de la Música y Teatros Líricos" que encomienda a todos los interesados en la música, composición, dirección y crítica, ya sean jóvenes como consagrados, que se ocupen de su organización. Dicha Junta estaba compuesta por el Presidente, don Oscar Esplá; secretario general, don Adolfo Salazar; vocales: don Manuel de Falla, don Conrado del Campo, don Amadeo Vives, don Joaquín Turina, don Ernesto Halffter, don Facundo de la Viña, don Salvador Bacarisse, don Enrique Fernández Arbós, don Bartolomé Pérez Casas y don Arturo Saco del Valle. Este organismo se encargó de reanudar las actividades líricas, de organizar las subvenciones a entidades sinfónicas, llegando incluso a reponerse obras importantes como "La Dolores" de Tomás Bretón.
Bacarisse fue miembro del Grupo de los Ocho ( también llamado Grupo de Madrid ) un conjunto de músicos y musicólogos españoles que representaban la vanguardia musical, considerado el equivalente musical de la Generación del 27 e integrado por Jesús Bal y Gay, Ernesto Halffter y su hermano Rodolfo, Juan José Mantecón, Julián Bautista, Fernando Remacha, Rosa García Ascot, Salvador Bacarisse y Gustavo Pittaluga. El grupo nació a principios de los años 30 con el fin de combatir el conservadurismo en la música. La llegada de la guerra civil y la posterior dictadura de Franco truncaron su empeño.

Bacarisse tenia a su cargo, desde 1925, la dirección artística y organización de los programas de Unión Radio Madrid. Desde un principio Ricardo Urgoiti tenía como objetivo difundir la cultura a través de las ondas, objetivo que lo llevó a la práctica Bacarisse desde 1925. En la revista Ondas con fecha del 20 de junio de 1926 (número extra) podemos leer la referencia siguiente: Un notable compositor, D. Salvador Bacarisse, pone en la formación de los programas toda su cultura musical y literaria para que el interés de la radiodifusión se mantenga en el nivel que corresponde a toda obra que tiende a elevar la sensibilidad artística de un pueblo. En los programas, teniendo en cuenta la diversidad de gustos en un público tan complejo como el radioyente, se procuró siempre darles variedad, y desde el género frívolo hasta el más puro expresionismo de la juventud actual, alternaron en las emisiones.

Bacarisse ayudó a promover la música contemporánea en Unión Radio, estrenando incluso sus propias obras, como la Nana El niño malo, sobre texto de Rafael Alberti (1935):


En sus estudios se interpretaron obras de los compositores contemporáneos, inclusive las de todos los integrantes del Grupo de los Ocho. También fue el director de la Orquesta Sinfónica de Unión Radio.
Dirigió, entre muchas otras obras, la de Tomás Borrás, Todos los ruidos de aquel día, emitida el 24 de abril de 1931 por Unión Radio Madrid con música del maestro Conrado del Campo, los dos locutores de Unión Radio (Luis Medina y Carlos del Pozo), una popular escritora infantil (Magda Donato), una de las cupletistas más famosas del momento (La Goya), un grupo de actores profesionales y bajo la dirección del conjunto instrumental a cargo de Felipe Briones. Tanto los ruidos como la música se producían en el estudio en directo, al mismo tiempo que los actores declamaban los diálogos. Esta obra ha sido recientemente representada por la Orquesta Sinfónica de RTVE para Radio Clásica.
Durante la guerra civil española se integra en el Consejo Nacional de la Música (1937). Se trasladó sucesivamente, siguiendo al gobierno republicano, a Valencia y Barcelona. En esta última ciudad, y como delegado del gobierno en asuntos musicales, organizó algunos conciertos y y dirige la última temporada de ópera en 1938. Miembro de la sección de música de la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura (1936) y Vicepresidente del Consejo Central de Música, Salvador Bacarisse se exilia en París al finalizar la guerra civil española.
Afiliado al Partido Comunista Español, desde 1945 trabajó para la Radio Télévision Française como productor de programas en español (sección hispanoamericana) dedicados a la música, la “Radio París” que a hurtadillas sintonizaban miles de españoles para conocer la realidad social y política que la dictadura de Franco silenciaba a diario.

Obras principales: Corrida de feria (ballet); Charlot (ópera con libreto de Ramón Gómez de la Serna, y que no llegó a estrenar); Heraldos, Carnaval Parisien, Música sinfónica, Serenata, Impromptu, Sinfonietta y Concerto Grosso para orquesta; ballet “La Tía Fingida”, cuatro Conciertos y una Balada para piano y orquesta; Fantasía para violín y orquesta; adaptación de Cervantes "El Estudiante de Salamanca" que él dirigió personalmente en Radio Montecarlo, la ópera El tesoro de Boabdil, con la que ganó un premio de la radio francesa en 1958, Fantasía Andaluza para arpa y orquesta, Preludios, un concierto para cello y otro para guitarra, así como música de cámara, piano solo, y un cierto número de canciones, sobre textos de Juan Ramón Jiménez, Alberti y Cernuda, entre otros.

Una de sus obras más conocida es el Concertino para guitarra y orquesta en la menor Opus 72, compuesta en 1957, en un estilo neo-romántico cercano al del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo:

lunes, 4 de mayo de 2009

Toresky

Josep Torres Vilalta, “Toresky” (Barcelona, 1 de octubre de 1869 – 10 de mayo de 1937) fue un cómico, ventrílocuo y famoso locutor de la pionera EAJ-1 Radio Barcelona. Hijo de un industrial catalán, comenzó trabajando como electricista y tornero hasta que dio el salto a su auténtica vocación: el escenario. Con una compañía de zarzuela se marcha de España para comenzar una gira que lo llevará a Méjico, Cuba, Puerto Rico, Venezuela y Filipinas entre otros países. En 1898 debutaría por primera vez como transformista y ventrílocuo en un teatro de Colombia: “…mediante cambios rápidos de vestuario, maquillaje y voz, sobre un escenario, Toresky era capaz de interpretar variados personajes en un espectáculo compuesto de pequeños sketches, donde caricaturizaba a distintos tipos de individuos (el avaro, el joven enamorado, el cateto, etc.)…” (Armand Balsebre, Historia de la radio en España).

Tras dejar su gira y volver a su ciudad natal en 1917 se incorpora a Radio Barcelona el 24 de septiembre de 1924, cuando aún la emisora no emitía de manera oficial y estaba en fase de pruebas. Su labor era de locutor cómico y rapsoda en los diversos espacios que conducía (emisiones infantiles los jueves, charlas, recitados, lecturas como rapsoda e intermedios publicitarios entre conciertos).

En sus emisiones infantiles incluía concursos de adivinanzas (se regalaban “aparatitos de galena”) o concursos como Un cuento extraordinario emitido el jueves 27 de mayo de 1925:“El señor Toresky radiará un hermoso cuento de su invención, en tres partes, de las cuales el mismo autor recitará dos. La tercera parte ha de ser solucionada o adivinada por nuestros pequeños radioyentes, niños o niñas, hijos de socios de Radio Barcelona”. (Revista Ondas, nº 49, 23/05/1925, pág.20).

Toresky se hace popular a partir de 1926, cuando es nombrado locutor oficial de la emisora tras el cese en dicho puesto de Rafael del Caño. En junio de 1926 “ retransmite” desde el estudio de Radio Barcelona el primer reportaje-radiodrama de la radio en Españ: la Processó de Corpus en un poblet, una recreación de la procesión del Corpus Christi en Barcelona imitando con su voz ambientes y voces características de dicho acto religioso. Tuvo tal éxito dicha actuación que, a petición de los oyentes, se repitió el lunes 21 de junio de dicho año.

Por esas fechas Toresky crea el personaje que lo conducirá al éxito y lo ayudará en su labor benéfica, género en el que sería el pionero en la radiodifusión. Este hombre hizo posible el fenómeno mediático de masas más relevante de la radio antes de la Guerra Civil: la radio de beneficiencia lo condujo, junto a su personaje Miliu, a una fama que traspasó los límites de Cataluña.“Miliu”, un niño de ocho años algo travieso que solía inventar palabras, mantenía unos diálogos en tono humorístico con Toresky y José Miret, un profesor de declamación también locutor de Radio Barcelona.

Miliu fue el niño que abanderó toda una labor a favor de los más necesitados mediante campañas benéficas en las que se recogían desde radios para los hospitales, a mantas y cantidades como las conseguidas en el mes de noviembre de 1932, que ascendían a medio millón de pesetas. El personaje infantil era capaz de “ablandar” los corazones –y los bolsillos- de los radioescuchas.

Pero el origen de Miliu fue por un motivo bien distinto, nació para “alegrar los anuncios por el micrófono”. “Toresky se puso a jugar con los dos registros de su voz. Empezó el diálogo entre él y Miliu. Y enseguida empezaron a llover cartas de todos los niños catalanes, saludando al gracioso amiguito y expresando el deseo de conocerle”. (Estampa, 15 de noviembre de 1930). La emisora le había pedido alguna idea para animar los intermedios publicitarios y un buen día Miliu se “acercó” pidiéndole un cigarro para su papá (aparece como el hijo del portero de Radio Barcelona), hecho que origina un chiste por parte de Toresky. Pronto este niño de trapo empezó a pedirle a los niños que se acordaran de los más necesitados. Toresky y Miliu, a lo largo de sus diez años de vida radiofónica, recaudaron más de dos millones y medio de pesetas, más de 200.000 mantas, miles de juguetes, aparatos de radios para instalarlos en hospitales, orfanatos, prisiones, etc. y otros donativos en especies.

La labor benéfica de Toresky fue reconocida en 1932 con la Cruz de Plata de la Cruz Roja de Barcelona y con la Cruz de Beneficiencia con distintivo blanco otorgada por el gobierno republicano en la primavera de 1933.

Toresky recibiendo la medalla de plata de la Cruz Roja de Barcelona.

Uno de los últimos chistes de Toresky antes de su muerte, inesperada tras un ataque de apoplejía en plena guerra civil española, fue el siguiente:
Miliu: “Senyor Toresky, per qué posen reixes a les presons?” (Señor Toresky, ¿Por qué ponen rejas en las prisiones?
Toresky: “Perqué no hi entrin els lladres, Miliu” (Para que no entren los ladrones, Miliu).

Según cuenta el periodista Lluís Permanyer en La Vanguardia (2 de mayo de 1999)"aquello le costó ser perseguido y encarcelado. Un disgusto que aceleró su muerte, acaecida poco después".

En honor a este popular locutor, Radio Barcelona puso su nombre a uno de sus estudios (el Estudio 1, lugar donde se realizaron esos diálogos y campañas entre Toresky y Miliu).

El personaje de Miliu tiene su propia escultura de bronce en los jardines del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona. La escultura, de 1939, es obra del escultor Àngel Tarrac realizada para la Sociedad Española de Radio Difusión.

lunes, 20 de abril de 2009

EAJ-17 Radio Sevilla

El Radio Club Sevillano, fundador de la estación EAJ-5, se separa tras ciertas diferencias y una parte de ellos forma la Asociación Radio Sevilla, promovida por Manuel García Ballesta y el locutor Ramón García Lara. El 31 de julio de 1925 se concede la licencia de emisión a EAJ-17 Radio Sevilla, cuya sede estaba en la calle de Albareda, 16.

Las emisiones comenzaron en septiembre de ese mismo año con una potencia de 1 kilovatio y una longitud de onda de 300 m. Su horario de emisión en 1925 era, normalmente, de 23 a 01 horas y estaba formado, en su mayoría por música y conciertos.

La similitud en cuanto a los contenidos radiados por las dos emisoras sevillanas (EAJ-5 Radio Club Sevillano y EAJ-17 Radio Sevilla) y su escasa inversión económica hacen que peligren las dos estaciones, lo que deriva en una dura competencia que incluso llevó a las estaciones a emitir lo mismo en días alternos.

El horario de emisión de EAJ-5 Radio Club Sevillano era, normalmente, de 21 a 23 horas, y su programación, al igual que la otra emisora sevillana, consistía en conciertos y actuaciones de artistas variados (salvo las informaciones de cotizaciones de bolsa).

En 1925 el radioprograma facilitado por La Vanguardia un día del mes de diciembre era el siguiente:
RADIO-CLUB SEVILLANO, 357 m. 21 horas: Cotizaciones de Bolsa y mercados. Orquestina Sevilla dará un concierto.
RADIO-SEVILLA, 300 m. De 11 horas a 1 de la noche: Concierto vocal e instrumental por reputados artistas.


Sin embargo, EAJ-17 Radio Sevilla consiguió realizar una emisión que consiguió el agradecimiento social de todos los radioescuchas sevillanos: la transmisión de la ópera Carmen de Bizet, cantada por el tenor Miguel Fleta el 2 de octubre de 1925.

El locutor sevillano Ramón García Lara

En 1926 Unión Radio llega a un acuerdo con la emisora y en octubre de 1926 EAJ-17 se estrena como EAJ-17 Unión Radio Sevilla con un nuevo horario de emisión de 21 a 23 horas y compuesto, fundamentalmente, por música y conciertos del cuarteto Castilla.

En la revista Ondas nº 69 del 10 de octubre de 1926 podemos leer un pequeño artículo en el que se narran las características técnicas de la nueva estación, inaugurada el 5 de octubre con la locución del evento a cargo del speaker don Ramón García Lara, e instalada por don Joaquín Ruiz, ingeniero técnico de Unión Radio, con una nueva antena de 30 m, un “moderno” micrófono Reitz y un amplificador Marconi.

Paralelamente a esta fusión Unión Radio adquiere también EAJ-5 Radio Club Sevillano y en agosto de 1927 desaparece el indicativo EAJ-17 (en 1933 pasará a Radio Murcia) y sólo quedará funcionando EAJ-5 Radio Sevilla.

jueves, 26 de marzo de 2009

EAJ-24 Radio Córdoba

En 1929 Rafael Muñoz Navas, abogado cordobés y radioaficionado, comienza a realizar experimentos de emisión desde su casa con una radio Pull-Man-Six. Junto con su amigo José Posadillo montaron una pequeña emisora y bajo el indicativo de radioaficionado EAR – 213 emitían música y conciertos de la banda municipal de Córdoba. Al mismo tiempo publicaban una revista llamada “Micrófono”, órgano oficial de este nuevo Radio Club de Córdoba. Para financiar la revista comenzaron a buscar empresas dispuestas a anunciarse y así es como iniciaron su relación con Federico Algarra Ramírez, subdirector de una compañía de seguros (Covadonga) y representante de Cervezas El Águila. Pero escuchemos esta historia del propio Rafael Muñoz Navas:


Federico Algarra se unió a la iniciativa de estos dos jóvenes cordobeses aportando el capital para la instalación de una nueva emisora. Consiguió la licencia de emisión para EAJ-24 Radio Córdoba en diciembre de 1932 (el indicativo EAJ-24 procedía de la desaparecida estación Radio Levante). La emisora y antena de Radio Córdoba se instalaron en la calle Alfonso XIII, nº12.

El 14 de enero de 1933 se inauguró oficialmente Radio Córdoba, celebrándose el acto en los salones del Conservatorio Oficial de Música y al que acudieron entre otros, el alcalde Francisco de la Cruz Ceballos o el presidente de la Diputación Rafael Baquerizo García.

Radio Córdoba emitía en una longitud de onda de 407 metros, frecuencia de 1450 kilociclos y una energía de 25 vatios en antena. Su horario de emisión en aquellos años era de tres horas diarias: de 13,30 a 15,00 horas y de 21,30 a 23,00 horas.

En sus primeros años la emisora decana de Córdoba emitía música, boletines informativos, conciertos, programas de información cofrade y literaria con la intervención de Antonio Arévalo García, Miguel Salcedo Hierro, José Priego García y José Luis Sánchez Garrido (José Luis de Córdoba).
La programación de Radio córdoba para el 31 de diciembre de 1933 era, por ejemplo, la siguiente: a las 9 de la noche Conferencia del canónigo de la Santa Iglesia Catedral Don Mariano Ruiz Calero Alcántara y villancicos del maestro de Capilla Gómez Navarro (Diario Córdoba, 31 de diciembre de 1933).

Radio Córdoba se trasladó años después a la parte baja del edificio del antiguo Gobierno Civil, antigua casa palacio de los Duques de Almodóvar. Estas instalaciones albergaban el taller, un gran salón, locutorios, discoteca y otras dependencias. Compartía el edificio con la Escuela de Peritos, con entrada por la calle Carbonell y Morand. Allí permaneció hasta 1987, año en el que se trasladaría a su actual sede en la calle García Lovera número 3. (En 1985 la Diputación cedió, gratuitamente, a la Junta de Andalucía el edificio provincial denominado "Antiguo Gobierno Civil" para ampliación del Instituto Politécnico de Formación Profesional, actualmente IES ¨ Maimónides”).

Durante la guerra civil Radio Córdoba queda bajo el mando de los nacionales a las órdenes del coronel Cascajo, que, desde el 18 de julio de 1936, nombra al teniente Jesús Aragón Llorente como locutor para arengar a las tropas y difundir propaganda política. Las pocas emisoras clandestinas que defendían la causa republicana en la zona dominada por los nacionales (Córdoba capital y sur de la provincia) fueron destruidas de forma violenta. Igualmente, se destruían antenas para eliminar la posible recepción de señales lejanas y conseguir así el monopolio radiofónico (el ejemplo más claro de esta nueva “arma de guerra” fueron las famosas charlas del general Queipo de Llano desde la incautada Radio Sevilla).

El capuchino fray Jacinto de Chucena también actúa de "locutor" en el verano del 36 con una serie de conferencias sobre el pueblo español y en contra del marxismo que, según él mismo, provocan dos bombardeos en su convento los días 21 y 23 de agosto de 1936 como represalias por sus charlas, oídas desde territorio enemigo.

Se dió la casualidad que en julio del 36, llegó a Córdoba un equipo de cine para rodar los exteriores de la película “El genio alegre”, basada en la obra homónima de los hermanos Álvarez Quintero. Dentro del cuadro de actores estaba Fernando Fernández de Córdoba (locutor de RNE) que, tras su alistamiento en el bando nacional el mismo 18 de julio de 1936, actúa también en el verano del 36 ante el micrófono de EAJ-24 Radio Córdoba leyendo una arenga militar y un poema de José María Pemán.

La actividad radiofónica no cesó durante la guerra, ejemplo de ellos es la zarzuela “La Patrona del Regimiento” (del compositor Emilio López de Toro) que puso en escena el cuadro de actores de Radio Córdoba el 6 de octubre de 1936 en el Gran Teatro con motivo de una gala organizada por la Falange. (Diario Azul, 6/10/1936).

El cuadro artístico de Radio Córdoba nace muy tempranamente. En sus comienzos estuvo dirigido por José Priego García y posteriormente por Miguel Salcedo Hierro. Se radiaban todo tipo de obras dramáticas, desde los clásicos a las radionovelas o zarzuelas en las que los actores recitaban la parte hablada y en la parte musical se ponían los discos. Las representaciones se hacían tanto en el teatro que poseía Radio Córdoba en sus instalaciones, como en el Duque de Rivas o el Gran Teatro. Al cuadro de actores se uniría en los años 40 Luis Melgar Reina y Juan Morales Rojas o en los años 50 el actor cordobés Paco Morán(que permanecería en Radio Córdoba hasta 1957).
Las primeras voces que acompañaron a EAJ-24 Radio Córdoba en los años 30 y 40 fueron las de Franca Valcárcel , Julita Díaz, Manuel Posadillo, Justo Merino Belmonte, Francisco Ramírez, Gonzalo García Morillas, Manuel García Prieto, Luis Melgar Reina, José Priego García y Miguel Salcedo Hierro entre otros. Más tarde se incorporarían Francisco Ramírez , Gonzalo García Morillas, Justo Merino Belmonte, Emilio Arévalo, Piedad Zamora, Rafael López Cansinos, Benigno Santiño, Josefina Quirós, Carmen Vela, Marisol Cortés, Rafi Díaz, Francisco (Paco) Vargas, Francisco (Paco)Peñas, José (Pepe) Anta, Francisco (Paco) Ortega, Agustín Cañete Fernández, etc.

Tras la guerra y poco a poco Radio Córdoba va ampliando sus horas de emisión alcanzando en los años cincuenta su época dorada. Una de las informaciones que se cubriría desde fechas tempranas sería la relativa al mundo del toreo. El primer cronista taurino que tuvo Radio Córdoba fue Manuel García Prieto, redactor jefe de la emisora, que le pasaría el relevo en 1942 a su hijo Miguel Ángel García Caballero, conocido radiofónicamente como “El Caballero Audaz”.
La muerte de Manolete fue un acontecimiento especialmente importante y no sólo para los cordobeses en el que Radio Córdoba, junto a Radio Linares (también propiedad de Federico Algarra desde 1935) jugaron un papel decisivo: la noche del 28 al 29 de agosto de 1947 los micrófonos de Radio Córdoba y Radio Linares se mantuvieron abiertos para informar sobre el estado de salud del diestro cordobés tras su mortal cogida en la plaza de toros de Linares. Manuel Cabello Arévalo, delegado de Radio Linares, fue el que informó sobre la cogida y muerte del torero. En Córdoba, Miguel Ángel García Caballero fue el encargado de retransmitir el multitudinario entierro, micrófono en mano, aquel 30 de agosto de 1947.

Miguel Ángel García Caballero se trasladaría a finales de ese mismo año a Radio Linares y ocupa su plaza el popular gaditano José María Gaona Chau 'Tío Caniyitas', que se encargaría de la crítica taurina con Piedad Zamora y su compadre "Cayetano ", Adán de la Morena, hasta 1952, año en que parte a Madrid para incorporarse a Radio Intercontinental.

Hasta finales de los años 40 la radio se realizaba en directo, el magnetófono se incorporaría a los inicios de los 50 en la labor radiofónica de los locutores y periodistas de Radio Córdoba. Las primeras crónicas de fútbol se transmitían horas después de que terminasen en el antiguo “Stadium América” y el Arcángel. Antonio Bejarano Nieto, Enrique Puga, Pepe Anta (encargado también de la crónica taurina hasta 1982) y Rafael López Cansinos solían cubrir la información deportiva. En 1953 llega desde Almería Francisco Vargas Robles para trabajar en el Diario Córdoba, y se incorpora a Radio Córdoba hasta su jubilación en 1982.

El mes de agosto de 1947 fue doblemente relevante para Radio Córdoba. El 18 de agosto de 1947, a las diez menos cuarto de la noche, estallaba en la ciudad de Cádiz un polvorín militar donde se almacenaban unas 2200 cargas explosivas pertenecientes a la Guerra Civil Española y a la Segunda Guerra Mundial, compuesto por cargas de profundidad, y, en su mayoría, minas submarinas provocando una de las mayores catástrofes en la historia de Cádiz. La potenete explosión asoló zonas densamente pobladas, causando la muerte de más de 150 personas, decenas de mutilados y más de 5000 mil heridos de diversa consideración. Barrios enteros como el de San Severiano, la Barriada España y Bahía Blanca fueron destruídos. Al no poder contar durante las primeras horas con energía eléctrica, resultó imposible transmitir ayuda a los municipios cercanos. Sólo gracias a una radio galena propiedad de Transradio Española se pudo oír desde Jerez la dramática petición de ayuda efectuada a las zonas costeras. Fuerzas militares de Cádiz y San Fernando se fueron incorporando durante la noche y el día siguiente.
En el Puerto de Santa María se celebraban cada verano unos campamentos del Frente de Juventudes a los que acudían niños de numerosas provincias, entre ellos de Córdoba. El equipo de Radio Córdoba formado por Justo Merino, Paco Ramírez, Gonzalo García Morillas y Rafael López Cansinos establecieron una cadena de informaciones durante tres días en la que mediante comunicación telefónica con Radio Sevilla, Radio Jerez y Radio Cádiz mantenían informados a los familiares de dichos niños.
Rafael López Cansinos, una de las voces más emblemáticas de Radio Córdoba, periodista y locutor durante más de 45 años en dicha emisora EAJ-24, nos relata que sus comienzos en la radio fueron precisamente para ayudar en aquella emisión que duró 72 horas:



En los años 50 Radio Córdoba se asocia a la REM (Red de Emisoras del Movimiento) y se retransmitían partidos de fútbol y corridas de toros en las que se oía al popular locutor cordobés Matías Prats Cañete, que en ocasiones compartía retransmisiones con la emisora cordobesa, aunque sus inicios fueron en Radio Málaga.
Matías Prats Cañete nació en Villa del Río (Córdoba) el 4 de diciembre de 1913. Su relación con Radio Córdoba fue de colaboración estrecha hasta sus últimos años (en 1997 sería el narrador de la radionovela sobre la vida de Manuel Rodríguez Sánchez "Manolete", producida por Radio Córdoba Cadena SER en 1997 y escrita y dirigida por el periodista Alfredo Asensi). Mi opinión personal al respecto es que quizá por cercanía o bien por cariño hacia EAJ-24 los recuerdos o las querencias a la tierra pueden mezclar en la memoria “fantasías” (como el famoso programa de Federico Gallo) hechos y lugares, como quizá esa anécdota sobre el debut radiofónico cuando Matías Prats era un niño en Radio Córdoba . Cabría pensar respecto a esa anécdota que Radio Córdoba se inauguró, como ya he dicho, un 14 de diciembre de 1933 , fecha en la que Matías Prats Cañete tenía ya los 20 años recién cumplidos, con lo que es bien difícil imaginar que lo “subieran a una silla” para recitar unos versos a los Reyes Magos…

En esos años dorados de la radio también se emitían programas de ámbito nacional desde Radio Toledo con contenidos taurinos o en cadena con la REM como Cabalgata Fin de Semana , Ustedes son formidables, Tablero Deportivo, radionovelas, etc.
En una de esas emisiones en cadena Radio Córdoba y Rafael López Cansinos tuvieron su pequeña intervención en Cabalgata Fin de Semana:


En los años 50 se escuchaba la música de Concha Piquer, Lola Flores, Antonio Molina, Juanito Navarro, Jorge Negrete, Antonio Machín, y también Natalio Fernández en canción española, que actuaba en Radio Córdoba acompañado al piano por Ramón Medina, muy unido a la historia de Radio Córdoba. Otro músico era Luis Verdú, guitarrista oficial en Radio Córdoba en unos años en que la canción española y el flamenco reinaban sin discusión. Con su guitarra acompañó a estrellas en su paso por la emisora como Manolo Caracol, Pepe Marchena, Juanito Valderrama, Antonio Molina o Antonio Fernández Díaz "Fosforito".

Una de las principales fuentes de ingresos de Radio Córdoba la constituían los generados por los Discos Dedicados, espacio musical en la que el oyente, previo pago de una cuota, dedicaba una canción a sus seres queridos.
Este programa de gran éxito entre los cordobeses, sobre todo en fechas señaladas como el día de la madre o del padre, el día de San Rafael, etc., estuvo en antena más de treinta años. Durante un tiempo el programa siempre se abría con unas jotas aragonesas que pagaba Ricardo Solanas. Rafael López Cansinos nos cuenta cómo eran estos programas:



El Club de Amigos de Radio Córdoba fue posterior a los Discos Dedicados, lo formaban socios que, con sus cuotas, ayudaban económicamente al funcionamiento de la emisora. A cambio, se les dedicaban canciones una vez a la semana, los discos dedicados tenían una cuota “especial de socio”, asistían a los programas de cara al público, participaban en los sorteos que se realizaban en la emisora, etc.
Hasta 1962 Radio Córdoba era la única emisora de la ciudad y los cordobeses sólo podían captar, aparte de ésta, las señales de Radio Andorra , Radio Sevilla y La Pirenaica. La radio formaba parte de la vida social de los cordobeses. Por ella desfilaron estrellas de la canción como Antonio Molina, Jorge Negrete, Antonio Machín o José Luis "y su guitarra". Rafael López Cansinos así nos lo recuerda:

Radio Córdoba también tenía desde los primeros años sus programas dedicados a los más pequeñines. En el Diario Azul con fecha del domingo 4 de enero de 1940 podemos leer la programación siguiente:
“Programa de Reyes: hoy jueves a las diez y media de la noche se realizará una emisión extraordinaria dedicada a la festividad de los Reyes Magos. Intervendrán José Priego García y Miguel Salcedo Hierro, quienes declamarán poesías alusivas, asimismo, José Priego desarrollará una charla: “Palabras a los niños”. Durante el intermedio se cantarán villancicos cantados por el coro de niños del Hogar Infantil de San Gonzalo.” Otra colaboración para las emisiones infantiles era la de la escritora cordobesa Emiliana Santa-Cruz González.

Pero sin duda el programa estrella fue Radio Chupete, del enanito Pocholo y el mago “Burumbumbú”, un concurso en el que los niños actuaban y cantaban buscando su pequeño minuto de gloria y que lo presentaba y. Éste programa, de emisión semanal y realizado por Rafael López Cansinos, Gonzalo García Morillas y Justo Merino Belmonte tuvo tal aceptación que se realizaba también en Radio Linares inicialmente con guiones escritos por la emisora cordobesa. En Radio Chupete debutaron niños que con el tiempo se convertirían en grandes artistas como el guitarrista internacional Juan Serrano (autor de la soleá que todos los días escuchamos en el reloj de la Plaza de las Tendillas), Manuel Moreno Maya "El Pele" o José Luis "y su guitarra".

Los festivales y concursos musicales se realizaban tanto a nivel infantil como en la modalidad de saetas (desde los años 40), canción andaluza o flamenco. Las fases eliminatorias se realizaban en los estudios de Radio Córdoba y las finales se celebraban en un teatro como el Duque de Rivas, el Góngora o el Gran Teatro. Un año incluso se realizó una gira por la provincia con los vencedores en las diversas modalidades . Asimismo Radio Córdoba ha estado ligada desde sus inicios al Festival Nacional de Cante Flamenco que organiza el Ayuntamiento de Córdoba y cuyas finales se encargaba de retransmitir Rafael López Cansinos.

Otros programas que tuvieron gran aceptación fueron el dedicado a las Peñas cordobesas y que conducía "Paco Peñas", el informativo Antena del Mundo de Rafael López Cansinos, el concurso La llave de la felicidad en 1955, programas dedicados a los barrios cordobeses o las subastas benéficas del hermano Bonifacio.
En 1946 un hermano de la orden religiosa de los Hermanos de San Juan de Dios, el hermano Bonifacio, lleva a cabo en Navidad una subasta radiada para recaudar dinero a favor de los niños hospitalizados en el Hospital San Juan de Dios. Estas campañas benéficas, a cargo del locutor Rafael López Cansinos desde 1950, tuvieron tanto éxito y fueron tan bien acogidas por el público que emisoras de otras provincias como Sevilla, Granada o Jerez siguieron el ejemplo. Para entender el alcance de estas subastas hay que saber que el sostenimiento de la Casa denominada Hogar y Clínica de San Rafael (actual Hospital San Juan de Dios) fue mediante el sistema juandediano de la postulación limosnera. El Hermano Bonifacio llegó a Córdoba el 12 de Agosto de 1.935 y estuvo sirviendo a los más pobres ininterrumpida e infatigablemente, siempre como limosnero , hasta septiembre de 1.978 en que falleció. Su objetivo era atender a una clase de enfermos que estaban olvidados y casi en un completo abandono: niños que padecían secuelas poliomielíticas, malformaciones congénitas o adquiridas, osteomielíticos, y niños afectados por parálisis diversas. Las subastas benéficas de Radio Córdoba en beneficio del Hogar y Clínica de San Rafael es uno de los mejores recuerdos de Rafael López Cansinos:



Con el programa “El mundo del Trabajo” Radio Córdoba recibe en 1962 el premio Ondas al mejor programa cultural y el Premio Nacional de Radio y Televisión en la categoría de mejor confección de guión original. El programa, que trataba contenidos orientados a promocionar la Universidad Laboral, lo realizaban Rafael López Cansinos, Enrique Pozón Lobato y el padre Leonardo Pérez, profesores éstos últimos de la Universidad Laboral de Córdoba.

En 1963 muere Federico Algarra Ramírez y le sucede su hijo Federico Algarra Añón en unos momentos en que Radio Córdoba desea romper sus relaciones con Radio Intercontinental y comienza a realizar sus primeras relaciones con la Cadena SER. El 1 de septiembre de 1978 Radio Córdoba comienza a emitir programas de la Cadena SER.
Federico Algarra Añón muere en marzo de 1995 y la familia vende definitivamente Radio Córdoba al grupo Prisa en la década de los 90 quedando Radio Córdoba unida a la Cadena SER.

Otra etapa importante de Radio Córdoba fue su incorporación a la FM y la entrada de jóvenes locutores que dieron aires frescos a la FM musical en pleno apogeo de la movida de los 80. En eso años los jóvenes cordobeses podíamos conocer a los grupos cordobeses del momento y escuchar sus primeros discos o maquetas desde la FM o bien acudir a las inolvidables Muestras Pop-Rockeras que se celebraban en el Teatro Municipal al Aire Libre. Eran, bajo mi punto de vista, los mejores años musicales de Córdoba que quedaron unidos, inexorablemente, a voces como la de Ramón Medina o Rafael Carlos Padilla. También llegaron en esos años los 40 principales. Cadena Dial llegaría más tarde, sobre 1993-1994, fecha en la que Cadena SER compra Antena 3 Radio. Ya en los 90 Radio Córdoba se integra total y definitivamente en la Cadena SER.

En esta última década se han llevado a cabo producciones de gran envergadura producidas por Radio Córdoba como las radionovelas escritas y dirigidas por el periodista y locutor Alfredo Asensi en torno a personajes históricos de Córdoba. La radionovela "Julio Romero de Torres, su historia, su tiempo" , narrada por Rafael López Cansinos, constaba de 60 capítulos de 20 minutos de duración cada uno en los que se recreaba la vida de éste pintor cordobés.
Otra radionovela fue la de "Manuel Rodríguez Sánchez, Manolete". En 1997, 70 capítulos fueron emitidos en la SER con la narración de Matías Prats y la participación de un total de 232 voces cordobesas. En el año 2003 se produce "Lagartijo, el Primer Califa", un serial de 10 capítulos narrados por Primitivo Rojas y en el 2005 "Machaquito", con 30 capítulos.
En 1999 Radio Córdoba recibe el Premio Periodístico Ciudad de Córdoba por su labor informativa. En el 2002 el Ayuntamiento de Córdoba le concede la Medalla de Oro de la Ciudad en reconocimiento a la labor desarrollada desde sus comienzos. Igualmente, Radio Córdoba recibió el Premio Meridiana (Instituto Andaluz de la Mujer) en el 2008 con el programa “Voces de Mujer”, un espacio de María Eugenia Vílchez y María José Martínez en el que se daba la oportunidad de expresión a la mujeres víctimas de malos tratos.
Actualmente la plantilla de Radio Córdoba cuenta con un equipo de periodistas, técnicos y locutores que se encargan a diario de mantener informados a los cordobeses de lo que pasa en Córdoba con un lenguaje cercano y siempre profesional.


Por último, quiero dar las gracias a Ángel Tomás Ríos por abrirnos las puertas de Radio Córdoba y poder visitar las instalaciones con los alumnos del ciclo de Producción, a Marta Jiménez por su conferencia “Cómo se hace un programa de radio” durante las III Jornadas Audiovisuales del IES Ángel de Saavedra y a Rafael López Cansinos por la entrevista concedida a nuestra emisora de radio:
Rafael López Cansinos

Rafael López Cansinos en la emisora del IES Ángel de Saavedra


Otros enlaces: Historia de Radio Córdoba, una publicación interesante con motivo del 65 aniversario de la emisora y con bastantes documentos gráficos.

jueves, 5 de marzo de 2009

La Palabra

Desde los inicios de la radiodifusión en España se emitían boletines de noticias en las diferentes emisoras españolas con una duración normalmente breve, de 3 a 5 minutos. En octubre de 1924 Radio Ibérica comenzó a emitir los domingos un programa informativo, levantando así protestas entre los profesionales de la prensa ya que el domingo era el día de descanso en el medio periodístico. Las quejas tuvieron éxito y Radio Ibérica se vio obligada a retirar este informativo, pero en 1925 puso en antena otro espacio diario que se emitía de lunes a sábado, si bien el programa duró muy poco tiempo.
Los informativos radiofónicos que emitían las diferentes emisoras existentes en esta época estaban hechos por las plantillas de los periódicos afines con dichas emisoras: La Libertad, con Radio Ibérica, o La Voz y la agencia Febus con Unión Radio Madrid. Y en este punto es donde Unión Radio consigue destacar siendo el primero que crea su propio equipo de redactores para cubrir el género informativo.
El diario hablado “La Palabra” fue el primer informativo radiofónico que contaba para su realización con su propia agencia de noticias (la agencia Febus, fundada por Nicolás María de Urgoiti en 1924 para abastecer de noticias a sus periódicos El Sol y La Voz) y su propio equipo de redactores, lo que junto a la estructura en sus ediciones y el rigor informativo lo llevarían a convertirse en el mejor exponente del género informativo radiofónico en la década de los 30.
En la revista Ondas nº 277 (4 de octubre de 1939) Unión Radio Madrid anuncia su nuevo programa: Diario hablado La Palabra. En el artículo que la revista dedica al nuevo programa se explica que "al establecer el servicio de noticias no se trata de competencias con la prensa ya que los caminos de ésta y la del Micrófono (sic.) son distintas".
El diario hablado constaba de dos partes: la informativa por un lado y la literaria, artística y cultural por otro. Las primeras emisiones tenían una duración de veinte minutos, duración que “se ha calculado para que en él pueda recogerse lo más destacado de la información mundial. Primeramente, la información oficial, después la política, sin distinción de matices, información de sociedad, de teatro, de deportes, social, comercial, sucesos, etc. Después, información del extranjero. Todo sin interpretación ni comentario alguno por parte de Unión Radio. En la información buscará una imparcialidad exquisita, para dar el hecho escueto, tal como haya ocurrido a ser posible”(op.cit.).
Unión Radio Madrid emitió por primera vez el diario “La Palabra” el 7 de octubre de 1930. En la programación de Unión Radio Madrid ofrecida por el diario La vanguardia, con fecha 7 de octubre de 1930 podemos leer “19 h.: Campanadas de Gobernación. Cotizaciones de la Bolsa. Cotizaciones de mercancías de las principales bolsas extranjeras. — «La Palabra», diario hablado de Unión Radio. Sección especial sobre Literatura y Arte, por Hesperia (arte) e Isaac Pacheco (literatura).”

El 24 de octubre Unión Radio Barcelona incorpora el diario a su emisora de 8 a 9 horas (La Vanguardia, 24 de octubre de 1930). Paulatinamente el diario La Palabra (o “periódico radiado”, como podemos leer en la prensa de esa época) se iría emitiendo por todas las emisoras que se iban incorporando a la cadena.
La estructura en cuanto a los contenidos era similar a la de un diario. En la edición de la tarde se emitían las secciones fijas para cada día de la semana con contenidos dedicados a la parte literaria, artística y cultural con colaboradores de “capacitación suficientemente contrastada”(Revista Ondas, nº 277):

- Lunes: Deportes, con Carlos Fuertes Peralba.
- Martes: Literatura y Arte, con la señorita “Hesperia” e Isaac Pacheco.
- Miércoles: Mujer, con la escritora Matilde Muñoz.
- Jueves: Niños, con Antonio Robles Soler (Antoniorrobles).
- Viernes: Teatro, con los señores Criado y Romero.
- Sábado: Cine con Fernando G. Mantilla.
Los domingos se realizaba un extraordinario con 30 minutos de duración, de 8 a 9’30 horas.
Los locutores de este diario fueron Luis Medina, Lola Agülló, Carlos del Pozo y Julia Calleja (se incorporó en 1935). Lola Agulló estrenó el diario como locutora. Unión Radio hace referencia a que “la lectura de La Palabra está a cargo de una señorita; una voz femenil, de cristalino timbre”.
El equipo de redacción que conformaba el diario La Palabra estaba compuesto por:
- Agustín Martín Becerra: jefe de redacción (a partir de 1933).
- Eduardo Ruiz de Velasco Sánchez: redactor-jefe desde 1934-36.
- Josefina Carabias: redactora desde 1932 hasta 1936.
- Rafael Torres Endinas: redactor desde agosto de 1933.
- Carlos Caballero Gómez de la Serna: redactor desde 1933.
- Isaac Pacheco: crítica literaria y teatral junto con Jesús Mª de Arozamena.
- Carlos Fuentes Peralba: actualidad deportiva.

Este diario informativo estuvo en antena hasta el final de la guerra civil española. En 1939, el 28 de marzo a las 10:05, y con los soldados en el interior de los estudios, el locutor (o speaker, como los llamaban entonces) Luis Medina pronuncia sus últimas palabras ante los micrófonos de Unión Radio: "Unión Radio Madrid, emisora intervenida por la Primera Compañía de Radiodifusión y Propaganda en los Frentes". Al mediodía, todas las emisoras de Madrid conectaron con Unión Radio para trasmitir una programación única elaborada por RNE. De esta forma se iniciaba una larga etapa en la que la información quedó mutilada salvo el famoso “parte” que transmitía Radio Nacional de España. La otra opción que tuvieron los españoles, hasta la llegada de la democracia, para estar informados de la actualidad social, política y cultural fue la de sintonizar emisoras extranjeras o Radio España Independiente (La Pirenaica).

Fragmento de La Palabra extraído de 75 años de Radio Córdoba, Cadena Ser. Días de nuestra radio:Érase una vez la radio...

viernes, 27 de febrero de 2009

El consultorio de Elena Francis

El Consultorio de Elena Francis fue un programa originario de Radio Barcelona (cadena SER), emitido desde 1947 hasta 1984 y uno de los programas más representativos de la radio “para mujeres” durante la dictadura de Franco. En octubre de 1966 pasó a emitirse por Radio Peninsular y Radio Intercontinental.

El origen de este programa se remonta a la amistad entre Ramón Barbat, director de Radio Barcelona por aquel entonces, y José Fradera Butsems, un industrial catalán propietario del Instituto y Laboratorios Francis, dedicados a los cosméticos y productos de belleza. Ramón Barbat le propuso a su amigo realizar un programa dedicado a las mujeres y patrocinarlo con su firma. En la primera reunión allá por el mes de octubre de 1947 a la que acudieron Ramón Barbat, Josep Fradera y su esposa Francisca Elena Bes, Jaime Torrens (jefe de programas), Jorge Janer (jefe de emisiones), Isidro Sola y Ángela Castells (guionista) se le dio forma y nombre al programa. El consultorio, inicialmente dedicado a cuestiones de belleza, llevaría el nombre (invertido y abreviado) de la esposa del industrial catalán; Jorge Janer propuso una melodía como sintonía: Indian summer, del compositor Víctor Herbert, e interpretada por la orquesta de André Costellanetz.
"Indian Summer" interpretada por Glen Miller y su orquesta:

El espacio dirigido al público femenino, de 30 minutos de duración, se estructuraba en torno a la correspondencia que dirigían las radioyentes a una “experta” (Elena Francis), que contestaría a las dudas, consultas y confidencias planteadas. Un total de 7 cartas eran las que se respondían (previo guión) diariamente, cartas que se ajustaban al “perfil de mujer española y católica” aceptado moralmente por la sociedad del momento y, por supuesto, por la censura. Los problemas planteados iban desde cómo eliminar las patas de gallo a cómo afrontar la infidelidad del esposo.
En noviembre de 1947 empezó a emitirse el programa, que rápidamente derivó también en consultorio sentimental ante la gran cantidad de cartas que se recibían solicitando ese tipo de asesoramiento.
A lo largo de su dilatada vida en las ondas, Elena Francis fue interpretada por diferentes voces: la primera fue María Garriga, actriz radiofónica que sería sustituida por Rosario Caballé, del cuadro escénico de Radio Barcelona. Le siguieron después María Teresa Gil, Soledad Ambrojo y, a partir de 1962, Maruja Fernández del Pozo, que permanecería ya hasta el fin del programa en 1984. La primera voz que daba lectura a las cartas era María del Carmen Torres y en los últimos años Pilar Morales.
Los guionistas responsables del programa y que redactaban las respuestas radiadas fueron Ángela Castells (desde 1947 hasta 1952), Maria Castañé, Joaquina Algars, L.Taboada, Eduardo Alarcón (entre 1959 y 1962) y Juan Soto Viñolo desde 1966 hasta su fin en 1984.
El primero que se atrevió a “desnudar” a Elena Francis fue Gerard Imbert en su libro Elena Francis, un consultorio para la transición(1982): "El consultorio radiofónico de Elena Francis no es más que un simulacro, un fetiche; pero se trata de un simulacro en el que en realidad no existe ni siquiera estafa. Elena Francis es su voz simplemente, una voz hecha carne que no necesita de encarnación personal. Existe realmente, socialmente, como representación ideológica, como hecho del lenguaje. Y no se puede hablar en este caso de una usurpación de identidad, sino de una creación ficticia de identidad”. El consultorio se desarrollaba en un marco de claras connotaciones nacionalcatólicas y de defensa de una imagen tradicional de la mujer.
Aunque supuestamente Francisca Elena Bes era la que atendía inicialmente las respuestas, la realidad es que el consultorio de Elena Francis era un programa patrocinado por una empresa cuyo objetivo era la venta de sus productos. Las respuestas a las cartas estaban escritas por el equipo de guionistas de Radio Barcelona. El halo de misterio que rodeó siempre al personaje de Elena Francis perduró hasta sus últimos años de emisión, misterio al que los responsables del programa también colaboraban con un pacto de silencio respecto a la verdadera identidad del personaje. Y es que las mujeres (y algunos hombres también) que escribían a Elena Francis necesitaban creer en ella, en su realidad física más allá de los micrófonos. La campaña publicitaria de los laboratorios Francis (Bel Cosmetic) no se quedaba en la radio, la publicidad en la prensa contribuyó a mantener el “engaño” mediante entrevistas tras sus viajes al extranjero o la carta publicada el domingo 6 de mayo de 1984 (La Vanguardia), cuatro meses despúes de su desaparición en antena:
"DE ELENA FRANCIS A SUS CONSULTANTES
Mis queridas consultantes y amigas de tantos años:
Soy ELENA FRANCIS: Francisca Elena Bes Calbet en mi partida de nacimiento y en mi carnet de identidad ,cuyo número es el 40.707.141.
Esta carta va dirigida a todas vosotras porque deseo, con ella, daros esa satisfacción que sobradamente os merecéis y porque, en bien de todas, debo salir al paso de tanto desafuero publicado últimamente en diarios y revistas ,o emitido en otros medios de comunicación. Quiero puntualizaro sen primer lugar que mi Consultorio —nuestro querido y entrañable CONSULTORIO FRANCIS— jamás ha sido patrimonio de ningún oportunista de turno, de esos que han proliferado arrogándoselo en exclusiva. Es cierto, y vosotras lo sabíais, que desde hace años existía un “EQUIPO FRANCIS” ,plural y entregado para lograr dar salida a las numerosísimas respuestas que requerían vuestras consultas. Pero ese equipo siempre trabajó bajo mis directrices personales y ni una sola respuesta fue cursada sin mi visto bueno cariñoso, antes de estampar mi firma al pie. Por otra parte, el Consultorio que se emitía por radio era elaborado igualmente en equipo, y revisado —o corregido— previamente por mí o por la persona de mi mayor confianza. Quisiera que os quedase esto bien claro para quitaros el posible, y tan injusto, mal sabor que hayan podido dejaros esas falsas declaraciones hechas o aparecidas.
Debido también a los acontecimientos yo, que nunca quise hacer declaración alguna, me siento ahora moralmente obligada a déclararos que vivo, y he vivido siempre, entregada a mi familia y a vosotras .Que mi edad actual supera los 70 años .Que estoy casada ,soy madre de familia y tengo puestas mis esperanzasen mis nietos. (quién sabe si algún día mi hija. o mi dos nietas, deciden recoger mi ilusionado bagaje. .. !). También quiero deciros, como ya os dije en mi carta de despedida de la radio, que me siento cansada y necesito tranquilidad. Pero que soy yo sola quien se retira. Porque, como también os aclaré, la firma “FRANCIS” queda ahí con más fuerza que nunca .Con esos PRODUCTOS FRANCIS que muy bien conocéis, a vuestra disposición en todos los puntos habituales de venta. Con unos LABORATORIOS FRANCIS cada vez en mayor expansión, en los que laboran para vosotras unos especialistas en cosmética cada vez mejor dotados y más numerosos. Con un INSTITUTO DE BELLEZA FRANCIS, a la cabeza de los mejores centros estéticos de Europa, que os abre sus puertas de par en par.Y, finalmente con nuestro joven TRES EFES, nuestra FAMILIA FEMENINA FRANCIS, a cuyo teléfono amigo (el 21 1 58 58, prefijo 93) podéis dirigiros en consulta estética cuantas veces deseéis ... Todo esto puede ser, en definitiva, mi mejor legado para vosotras y para todas las mujeres de España.
Y ya debiera pasar a despedirme. Pero, antes de recluirme de nuevo en mi silencio, dejadme que os exprese una vez más mi amor y mi agradecimiento profundísimo por todo cuanto habéis supuesto para mí. A través de vuestra participación en el Consultorio habéis formado una imborrable parte de mi vida. Os vuelvo a dar las gracias de corazón y a aseguraros que, en este viejo y emocionado corazón mío ,vais a permanece por siempre y para siempre.
Desde mi retiro os envio el más sentido y sincero de mis abrazos.
ELENA FRANCIS"
Respecto a la identidad de la asesora más escuchada en España nos encontramos el siguiente artículo firmado por Lola Molinero en La Vanguardia (sábado, 18 febrero 1984): Lo cierto es que todos contribuimos a mantener el mito, Entre los colegas de este oficio, era conocida la auténtica personalidad de la consejera solemne y siempre razonable. Incluso el día que sentimos la orfandad de la voz de “nuestra conciencia colectiva”, nos invadió un cierto recato a la hora de desvelar el secreto, Fue demasiado sorprendente como para pensar únicamente en el tanto periodístico, olvidando la violación de un derecho psicológico como suponía impedir que fuera el propio “padre” quien se confesara libre y públicamente, sin presiones neurotizantes. Así hemos podido conocer de primera mano, a través de nuestro colega “El Peniódico”, la verdad de (su crítico taurino por más señas) Juan Soto Viñolo: “Yo fui la verdadera señora Francis”. Al tiempo ha cumplido con dos deberes: el de ser fiel a su empresa periodística y el de informar explícitamente a quienes no tenían más que dudas en torno al polémico consultorio.
Sin embargo, y para añadir más intriga a la verdadera ocupación de Francisca Elena Bes Calbet el domingo 31 julio 2005 se publicó una noticia en La Vanguardia: El legado de Elena Francis, miles de cartas dirigidas al consultorio han sido halladas en Cornellà. En una visita rutinaria de los técnicos municipales a una vieja masía catalana en proyecto de rehabilitación, antigua propiedad de la familia Fradera, se encontraron miles de cartas, todas con su correspondiente respuesta escrita a máquina: En algunos dormitorios había millares de ellas, guardadas en cajas e, incluso, en las sacas en las que la radio se las enviaba a la mujer que inventó y puso en marcha el popular consultorio. Todas, en su parte frontal repetían el mismo destinatario “Querida y apreciada señora Elena Francis...”.
Existía otra verdad al margen de lo que se escuchaba por la radio. Las cartas se respondían, una a una, a todas aquellas personas que solicitaban un consejo, una opinión. Prueba de ello es el testimonio de Pietat Estany, contratada por los Laboratorios Francis durante ocho años para que, en nombre de Elena Francis, respondiera por escrito una a una todas las cartas que se recibían en el consultorio y que no eran radiadas. “Su contenido era inconveniente: dibujaban el estado miserable de un país”. “Eran casos extremos, situaciones dramáticas. Conflictos sentimentales, enamoramientos con sentimiento de culpa, dudas sobre el sexo, chicas reprimidas en internados de monjas, remordimientos sobre la masturbación, infidelidades... y maltratos, palizas, embarazos indeseados de jovencitas, violaciones, hombres atormentados por su homosexualidad... De fondo, siempre impotencia, incomprensión, mucha incomunicación y soledad.” En esta entrevista realizada por Gemma Nierga en La Ventana (Cadena SER) Pietat Estany nos cuenta cómo consiguió el trabajo a través de un anuncio en el periódico y su experiencia en esos ocho años que ejerció anónimamente de Elena Francis. Una entrevista que merece la pena escuchar.



El consultorio de Elena Francis superó la dictadura y entró con ciertas ideas renovadas en la democracia española. Sin embargo, a pesar de intentar adaptarse a los cambios sociales, en 1984 desapareció de las ondas . "La mujer ha evolucionado mucho y ya no necesita consejos radiofónicos y por ello nos hemos visto obligados a suprimir el consultorio femenino. Así se manifestó Víctor Baldellou, director comercial de Bel Cosmetic. La decisión de la desaparición se debe a la falta de interés de la audiencia y su permanencia nos perjudica empresarialmente. " (La Vanguardia, Jueves 2 de Febrero de 1984).


La locutora que despidió el programa en su última emisión del 31 de enero de 1984 fue Rosario Caballé, voz de Elena Francis en los años 50.

Escuchemos la consulta de una joven llamada Leticia que duda sobre su noviazgo:

martes, 10 de febrero de 2009

Ricardo Urgoiti

Ricardo Urgoiti Somovilla (Zalla, Vizcaya, 26 de julio de 1900 -Fuenterrabía, 14 de septiembre de 1979) fue un empresario de la comunicación español y el primer director de Unión Radio. Hijo de Nicolás María de Urgoiti y Achúcarro, creador de La Papelera Española e impulsor de los periódicos El Sol y La Voz, la agencia de noticias Febus (1900), la Sociedad de Prensa Gráfica (que editaba La Esfera, Mundo Gráfico y Nuevo Mundo) y la editorial CALPE.
Tras finalizar en 1921 la carrera de Ingeniería de Caminos en Madrid se traslada a Estados Unidos (1923-1924) para especializarse en el campo radioeléctrico. Allí recala en Schenectady (Nueva York), “cuartel general” de la General Electric. Paralelamente, se inicia en el mundo del deporte, llegando a ser campeón de España de saltos de esquí (1928, 1930,1932).
Ya de vuelta en España funda la revista Radio Ciencia Popular (semanario de divulgación técnica dirigido a los radio-aficionados), y en 1924 se convierte en el principal promotor de la creación de Unión Radio S.A. (URSA), origen de la futura Cadena SER con su primera emisora Unión Radio Madrid (EAJ-7), inaugurada el 17 de junio de 1925 y que rápidamente se convertiría en la primera empresa radiofónica española. Igualmente impulsó y dirigió la revista Ondas, órgano oficial de Unión Radio.
Entre 1925 y 1930 Ricardo Urgoiti realizó una labor frenética en el desarrollo de Unión Radio comprando, realizando fusiones y absorbiendo emisoras (incluso para cerrarlas centralizando así la distribución de emisoras por zonas), de modo que al inicio de la guerra civil era la única gran cadena de emisoras española sin competencia alguna en el sector radiofónico.(Su padre, Nicolás Urgoiti, favorecería el desarrollo de Unión Radio en sus inicios apoyándole desde la prensa y colaborando con la agencia Febus en la redacción de los programas informativos).De carácter inquieto y activo no dudaba en coger el coche y, micrófono en mano, acudir allá donde hubiera una noticia o sobrevolar una ciudad como Sevilla en zeppelin y radiar una transmisión.
En la revista Ondas del 22 de diciembre de 1934 vemos en la portada una fotografía de la Giralda de Sevilla y el “Graf Zeppelin” desde el que Ricardo Urgoiti hizo un “interesante” reportaje. En la página siguiente podemos leer los detalles de este acontecimiento: “La intensa actividad de Unión Radio en todos los aspectos informativos ha tenido un extraordinario éxito con el reportaje realizado desde el Conde Zeppelin”. “…Aprovechando la llegada del Conde Zeppelin a Sevilla se ha hecho una interesante información. El director general de Unión Radio, D.Ricardo Urgoiti, a bordo del dirigible y ante nuestro micrófono allí instalado, fue relatando los detalles más salientes durante la ruta del zeppelín hacia Cádiz. Técnicamente ha sido realizado de esta manera: la emisión lanzada desde el dirigible la recogía un receptor instalado en las afueras de Sevilla; de aquí, por hilo telefónico a nuestra emisora en aquella capital andaluza, y desde ésta, retransmitida a Madrid y Barcelona, también por conductor (sic.) telefónico”.

En este vídeo escuchamos un breve fragmento de dicha emisión realizada por Urgoiti a bordo del Graf Zeppelin:

Urgoiti defendía una radio “moderna” en la que lo importante no era la venta de aparatos receptores, sino la venta de programas y contenidos radiofónicos para una audiencia - cliente de su cadena y fuente de financiación de la misma-, igualmente defendía la publicidad como una fuente más de sustento económico (modelo americano de la radio). En su visión comercial de la empresa desarrolla estrategias como la de sacar la radio a la calle con el fin de hacer publicidad propia: el 1 de agosto de 1925 se inauguran las retransmisiones de la radio-móvil de Unión Radio Madrid.
Su concepto de la radio se basaba en una programación amena, culta pero no demasiado elitista (integra diversos géneros musicales: música clásica, ópera, flamenco, jazz, zarzuela, etc.), los trabajadores, artistas y profesionales cualificados eran remunerados por su trabajo. Ricardo Urgoiti no sólo era ingeniero y deportista, sus inquietudes lo hacen un hombre culto, conectado con la generación del 27 a través de la revista La Gaceta Literaria, de la que era responsable de los temas de ingeniería, realizando colaboraciones en el ámbito cinematográfico y cultural con artistas vanguardistas de la literatura, el cine y la música.
Urgoiti había estudiado música y estuvo vinculado a los músicos de la República. Era amigo de Salvador Bacarisse, que fue director artístico de la emisora. Urgoiti y Bacarisse pretendían un equilibrio en la emisora entre música selecta (que se incluía para "educar a la gente") y música popular. Compositores como Conrado del Campo o Fernando Remacha, entre otros, formaban parte de la Orquesta de la Estación (la orquesta de Unión Radio). La crítica musical corría a cargo del compositor Juan José Mantecón (Juan del Brezo) y músicos como Manuel de Falla y Joaquín Turina pudieron escuchar sus interpretaciones en la orquesta de Unión Radio Madrid.
Los contenidos en Unión Radio en los primeros años de sus emisiones estaban centrados en la música, los programas infantiles, las charlas divulgativas (literarias, cientñificas), tertulias radiofónicas (como en la que interviene Ramón Gómez de la Serna), espacios de humor y algunos pequeños espacios informativos. Intelectuales amigos como Ortega y Gasset, Ramón Gómez de la Serna, Luis Buñuel, Federico García Lorca, el doctor Marañón, etc. desfilaron ante los micrófonos de Unión Radio.
Paralelamente a su actividad en la radio Ricardo Urgoiti crea en 1929 la empresa Filmófono, un estudio de grabación de películas de cine sonoras. En un principio Filmófono fue el nombre con el que bautizó Urgoiti su sistema de sincronización sonora de películas, para cuya aplicación fundó en 1929 el estudio de sonorización con el mismo nombre, en un momento en que se estaban implantando las películas sonoras. A partir de esta actividad las actividades de la empresa pasaron a la importación y distribución de películas extranjeras en España, particularmente soviéticas y francesas. Igualmente, se introdujo en la exhibición a través de una pequeña red de salas de cine y de la creación del cine club Proa Filmófono. Al frente de este último Urgoiti colocaría a Luis Buñuel y utilizaría en parte el cineclub Proa Filmófono como plataforma de ciertas películas que luego distribuía Filmófono, colaborando con ello a la diversificación de títulos y procedencias en la cartelera española.
Tras esta estrecha colaboración, Buñuel le propuso a Urgoiti la creación, con capital de ambos, de una compañía productora a lo cual éste accedió iniciando, con el mismo nombre de Filmófono, sus actividades en 1935. Buñuel tenía en mente desarrollar el método de producción estadounidense que había conocido durante su estancia en Hollywood, ampliar la temática del cine español hacia unos terrenos diferentes de lo que se hacía en España y crear un cine popular cercano a los nuevos valores que propugnaban los sectores sociales que apoyaban la República. Para conseguir estos objetivos Buñuel se rodeó de un plantel de colaboradores de calidad. Entre ellos destacaban Eduardo Ugarte como guionista, Eduardo G. Maroto como montador, José María Beltrán como director de fotografía, y en la parte actoral Angelillo, Carmen Amaya o Ana María Custodio, entre otros.
Filmófono, entre 1935 y 1936, produjo cuatro películas: Don Quintín el amargao, dirigida por Luis Marquina, La hija de Juan Simón, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia, Nemesio Sobrevila y Luis Buñuel, ¿Quién me quiere a mí?, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia y Centinela alerta, dirigida por Jean Grémillon.
A pesar del gran éxito de público de estas cintas la guerra civil española provocó la interrupción de las actividades de la empresa.
Ya en plena guerra civil, la actividad cultural de Urgoiti y su carácter marcadamente liberal y progresista lo apuntan de forma implícita a una ideología izquierdista. En 1937 el gobierno republicano le solicita la coordinación del servicio de radiodifusión de la República pero, ante la amenaza de muerte, huye de Madrid el 1 de febreo de 1937 recalando en Barcelona, donde decide pasarse al bando fascista. Un “chivatazo” a tiempo le informa de que el cineasta Florían Rey lo ha acusado de “rojo” en los círculos franquistas. Abandona así España a mediados de febrero instalándose primero en Francia y posteriormente en Argentina donde vcºse instala hasta su regreso a España en 1943. (Balsebre, A. Historia de la radio en España, Vol.I). Según relata Joaquín Ruiz, ingeniero de Unión Radio Urgoiti "se enteró de que su vida corría peligro porque estuvo amparando en Radio Madrid a un comandante de aviación adicto (sic.) a los militares, que posteriormente fue fusilado con su compañero y primo mío, don José Ruiz Casaux, también comandante de aviación, además Ricardo Urgoiti era amigo íntimo de don Ignacio Corujo, que fue fusilado en Barcelona, en el castillo de Montjuic, y que estuvo sirviendo de enlace entre el aviador , señor Escario, que se encontraba refugiado en la misma casa en que vivía la mayor de mis hermanas, y José Antonio Primo de Rivera, que estaba prisionero en Alicante, donde fue fusilado". (Lorenzo Díaz, La Radio en España 1923-1997 pág. 163-164)
Tras su salida en plena guerra civil Unión Radio quedó al frente de Virgilio Oñate Sánchez, ingeniero de la ITT Standard Eléctrica, una de las empresas propietarias mayoritarias de URSA y que tras la guerra civil se convertiría en el director general de la nueva cadena SER
En este tiempo de exilio Ricardo Urgoiti se desvincula de la radio y se dedica a la producción cinematográfica con su productora Filmófono: La canción que tú cantabas, dirigida por Miguel Mileo en 1939 y Mi cielo de Andalucía, dirigida por el propio Urgoiti en 1942. A partir de este año Urgoiti no vuelve a producir ninguna película más, alejándose definitivamente del mundo del cine y poniendo fin a las actividades productoras de Filmófono.

En 1951 (regresa a España en 1943)vuelve a entrar en el Consejo de Administración de la Cadena SER pero sin el poder que tuvo en sus inicios como director. Seis años más tarde funda la empresa farmacéutica Antibióticos, especializada en la producción de penicilina. En 1976 le nombraron vicepresidente de Antibióticos y presidente de IBYS (Instituto de Biología y Sueroterapia). Colaboró en la prensa especializada escribiendo artículos divulgativos de carácter científico y técnicos relacionados con la electrónica, los descubrimientos y las nuevas tecnologías. Sus últimos años fueron especialmetne duros tras la pérdida de dos de sus hijos, Ricardo (asesinado en 1972 en su despacho) y Fernando y una ceguera progresiva que no impidió, sin embargo, empañar su personalidad relevante en la historia de la radiodifusión en España.

lunes, 9 de febrero de 2009

Julia Calleja

Julia (Julita) Calleja Enciso (Madrid, 11 de mayo de 1915- ?) fue una de las primeras voces femeninas de la radio española. De su biografía apenas sabemos nada, salvo que fue huérfana de madre desde muy pequeña y que estuvo cinco años en Argentina durante su infancia.
Según sus propias palabras ingresó el 1 de junio de 1933 en Unión Radio Madrid gracias a unas amistades entre los directivos de la emisora. Acabada la guerra civil española, el 16 de septiembre de 1939 solicitó su reingreso como locutora en la emisora. Julia Calleja siguió en la plantilla de la emisora, ya Sociedad Española de Radiodifusión (Cadena SER) hasta 1952, fecha en la que es contratada en RNE.
En Unión Radio Madrid puso en antena diversos espacios dedicados a las mujeres. Entre 1935-1936 fue la locutora que transmitía las noticias del diario La Palabra y los anuncios publicitarios. A partir de 1948 se convertiría en la “voz femenina” de Radio Madrid como locutora de continuidad. Conduce uno de los programas “fémina” en los que era al mismo tiempo la guionista: “Hablando de nuestras cosas” (1948), que se emitía los martes de 16 a 17 horas. Igualmente, presentaba pequeños concursos (Ráfagas), anuncios publicitarios y los primeros informativos de carácter local que permitía la Administración durante la Dictadura.
Entre 1950-1951 Julia Calleja fue la responsable de algunos programas que producía Radio Madrid para las emisoras de la Cadena SER. Paralelamente fue Redactora Jefe en el Departamento de Programación de la misma emisora.
En 1952 el nuevo director de RNE José Ramón Alonso la contrata y le encarga la programación dedicada a las mujeres y los programas infantiles. Participó también en las retransmisiones de RNE para Hispanoamérica y fue delegada en diversas emisiones realizadas en emisoras de otros países. Participó como representante en algunas Asociaciones de Mujeres Profesionales de los medios de comunicación audiovisuales de ámbito internacional. Fue Jefa del Departamento de Entretenimiento y Variedades, que abarcaba toda la producción radiofónica salvo los informativos y dramáticos.
En la edición de La Vanguardia correspondiente al martes 27 de marzo de 1962 podemos leer en un artículo sobre la creación de los premios Antena de Oro que “la agrupación sindical de Radio y Televisión decidió solicitar; a través de la sección social del Sindicato de Transportes, la concesión de la medalla del Trabajo para doña Julia Calleja”, agrupación de la que formó parte como vocal desde ese mismo año. En 1967 recibió el premio nacional de Radio y Televisión “por la confección de guiones originales para programas realizados en emisoras de radio”.
Julia Calleja se jubiló en 1981.
Aquí podemos escuchar un fragmento del programa de radio “Documentos RNE: 70 años de radio” donde se habla de esta locutora y guionista madrileña.


70 años de Radio Nacional De España: Documentos RTVE

viernes, 30 de enero de 2009

EAJ-13 Radio Catalana

EAJ-13 Radio Catalana nació a principios de 1925 por iniciativa del industrial alemán Eduard Heusch Schmal y su hijo Edouard Camille Heusch, propietarios de la Industria Española de Perlas de Imitación S.A.( Perlas Majórica) con sede en Menorca y Barcelona y de la fábrica La Metalúrgica Española (Barcelona). La licencia de emisión se concedió a nombre de D. Rufino de Orbe, presidente de la Compañía Ibérica de Telecomunicación, el 30 de Enero de 1925.
Las emisiones, inicialmente en 462 m., comenzaron de forma oficial el 20 de junio de 1925 mediante un emisor fabricado por los hermanos de la Riva en Radio Ibérica. Eduardo H., hijo del propietario, fue el gerente de la emisora, Luis Sánchez el director artístico y Adolfo de la Riva el director técnico.

En 1928 Carlos de la Riva pasó a ser el director tras el cierre de Radio Ibérica con el compromiso de aumentar la potencia de emisión. La sede de Radio Catalana estaba en la calle de París nº8 (fábrica Heusch) de Barcelona.
La calidad técnica conseguida en las emisiones superó a Radio Barcelona al mismo tiempo que innovó en contenidos, como el caso de un boletín de noticias y una publicidad más moderna mediante una empresa que la gestionaba directamente.

La programación era semejante a la de otras emisoras: música en directo, conferencias, lecturas poéticas, cotizaciones de bolsa, servicios informativos metereológicos, etc. Incluso ya radiaban novelas como el caso de "La esclava Thamar de Francisco Arola Sala Novela histórica y descriptiva de los tiempos bíblicos. Radiada con éxito clamoroso por la emisora Radio Catalana EAJ-13 de Barcelona. (La Vanguardia, 2 de octubre de 1927).

La programación de un domingo de 1927 era la siguiente: 21 h.: Santos del día. — Crónica de arte, deportes y modas. Servicio deportivo, últimos datos con los resultados de los partidos de fútbol y demás informaciones interesantes de toda clase de deportes en el mundo entero.—Acto de concierto por Linda Thelma, creadora de la canción argentina— S. Martín Gracia,tenor. — Manuel Español, actor y rapsoda.— Orquesta Radio Catalana. — La señorita Linda Thelma cantará cinco tangos argentinos y otras canciones populares de su país. — 24 h.: Cierre de la estación.— En la emisión de esta noche se radiará el disco «La fadrineta del firal», del maestro Francisco Payás, impresionado por la cobla Els Montgrins». (La Vanguardia).

En la hemeroteca de La Vanguardia nos encontramos también que para el viernes 18 de noviembre de 1927 se programa un radioteatro, «FLOR DE UN DÍA»: “En la emisión de esta noche debuta ante el micrófono de Radio Catalana (EAJ. 13) la notable compañía de comedia y drama acaudillada por el señor Andreu, y de la que forman parte figuras de tanto relieve como Bartolomé Pujol, Teresa de Arquer, Dolores Arquimbau, Antonio Navarro y Víctor Blanes. «Flor de un día», el famoso drama de don Francisco Camprodón, ha sido la obra elegida para el debut. El elenco del señor Andreu la declama con mucho acierto, por lo que es de esperar un éxito señalado”.

En la edición del sábado 4 de mayo de 1929 (La Vanguardia) podemos leer lo siguiente: “LA NUEVA EMISORA DE RADIO-CATALANA, EAJ. 13” Radio Catalana nos ha remitido su primer comunicado oficial respecto a la nueva instalación Radiodifusora. Será con júbilo que se enterarán los lectores de esta sección, de que EAJ 13, quedará convertida en la emisora más potente de España y una de las más importantes de Europa. El equipo que se está terminando de montar, tendrá una potencia de 60 kilovatios. Al dar esta noticia al mundo radioyente en general, felicitamos a la dirección de la emisora de la calle de París, por los esfuerzos que está realizando para dotar a Barcelona ante el próximo Certamen Internacional de una emisora a la altura de las exigencias modernas de la Radiodifusión”.

"RADIO - NOTICIAS. LA NUEVA EMISORA DE 30 KILOWATIOS DE RADIO CATALANA, E. A. J. 13. La alta tensión de la mueva emisora de EAJ 13 Radio-Catalana, se obtiene mediante un transformador elevador de 23.000 voltios, cuya corriente es filtrada y rectificada por medio de tres tubos rectificadores y después de pasar por una batería de condensadores. Desde luego, son desconocidas para nuestro país las características de la nueva emisora que ha construido Radio Catalana, y su enorme potencia y grandes proporciones, se debe, que a pesar de los enormes esfuerzos realizados haya quedado todavía definitivamente terminada. Cualquier pequeño detalle supone el retraso de unos cuantos días y fácilmente se comprenderá que en una instalación de esta índole, las pruebas tengan que llevarse a cabo sistemática y concienzudamente. Se está trabajando febrilmente para conseguir su apertura coincidiendo con la inauguración de la Exposición de Barcelona, pero si debido a alguna causa ajena a la buena voluntad no pudiera inaugurarse el día 19, se indicará oportunamente la fecha fija en que reanudará Radio Catalana sus conciertos". (La Vanguardia, viernes 17 de mayo de 1929).

Jueves 23 de mayo de 1929: “LA NUEVA EMISORA DE 60 KILOWATIOS DE RADIO CATALANA, EAJ 13. Radio Catalana tiene el gusto de comunicar al mundo radioyente en general que su nueva emisora EAJ 13 está ya completamente terminada y lista para funcionar. En su consecuencia, Radio Catalana reanudará sus emisiones el próximo sábado, día 25 de los corrientes. Nos apresuramos a comunicar esta noticia a los radioyentes en la seguridad que la estarán esperando impacientemente.

En la edición de La Vanguardia con fecha del domingo, 25 de mayo de 130 podemos leer en el artículo "Las emisiones simultáneas y los galenistas": No deben temerse las interferencias el siguiente texto: existían entonces en Barcelona dos emisoras, EAJ 1 y EAJ 13, o sea, Radio-Barcelona y Radio-Catalana, que pretendían, cada uno de por sí, contar con la mayoría de los radioescuchas, no solamente por lo que económicamente representaban, sino también porque ambas defendían puntos de vista esencialmente diferentes respecto de un futuro monopolio o consorcio de Radiodifusión. Ambas emisoras eran «de índole comercial », es decir, radiaban sus programas con la base económica, no solamente de sus socios protectores voluntarios, sino también con la de los anuncios que recogían de los distintos comercios, y que les representaban importantes ingresos. Como las mejores horas para radiar anuncios son, indudablemente, las de después de cenar, porque los radioyentes, en su inmensa mayoría, se encuentran en sus casas descansando de las fatigas del día, lógicamente es pensar que ambas emisoras deseaban la exclusiva de dichas horas por las consecuencias que necesariamente deberían reportarles. Entonces, y viendo la insistencia de ambas emisoras, la Dirección General de Comunicaciones concedió la radiación simultánea de las emisiones, que se efectuaba con longitudes de onda muy próximas, pues Radio-Barcelona tenía 325 metros, mientras que Radio-Catalana tenía 270 metros. Nuestros galenistas al principio se vieron sorprendidos por la emisión simultánea, por cuanto sus primitivos aparatos receptores, faltos de selectividad y sin ninguna garantía científica, no les permitían separar convenientemente ambas emisiones, produciendo la confusión y el estorbo en sus aparatos…”

El creciente fortalecimiento de Radio Barcelona tras su integración en Unión Radio -tanto técnico como de programación- fue arrinconando progresivamente a “Radio Catalana” y concluyó, en el primer trimestre de 1929, con un acuerdo de reparto de horas de emisión, netamente favorable a Radio Barcelona. Este acuerdo fue el primer paso para la incorporación de Radio Catalana a la cadena Unión Radio. “Las corrientes de armonía que hace tiempo se venían insinuando en el ambiente de nuestra TSH local, han encontrado espléndido desenlace en la fusión de EAJ-1 y EAJ-13” (Revista Radio Barcelona, 1929). Debido a la falta de financiación, escasa publicidad y la competencia con la estación EAJ-1 Unión Radio Barcelona el 7 de junio de 1929 se acuerda la concesión de la emisora con sus instalaciones a Unión Radio a cambio de que Edouard C. Heusch tenga un puesto en el Consejo de Administración de Unión Radio.

En agosto de 1930 (diciembre) Unión Radio Catalana se cierra de forma definitiva desmontando todas sus instalaciones. En un principio se autorizó el traspaso de la emisora a Valencia aunque posteriormente no pudo realizarse dicha operación, adjudicando el indicativo EAJ-13 a Radio Mallorca y enviando el transmisor a la emisora de Unión Radio Madrid.

domingo, 25 de enero de 2009

Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna (Madrid, 3 de julio de 1888 – Buenos Aires, 13 de enero de 1963) fue un escritor vanguardista español, generalmente adscrito a la Generación de 1914 o Novecentismo, e inventor del género literario conocido como greguería.

Hijo de un ilustre jurista, estudió Derecho, pero desde muy temprano se sintió atraído por el periodismo. Siempre se manifestó como un iconoclasta con respecto a las artes y tendencias culturales al uso y se mostró como un “vanguardista de las vanguardias”. Su obra se caracteriza por su original personalidad, hasta tal punto que creó un estilo conocido como el ramonismo, sinónimo de independencia, esteticismo y provocación. Es autor de más de cien libros de diferentes géneros, como novela, ensayo, cuento, teatro o artículo periodístico. Practicó el “madrileñismo”, una ligazón especial con esta ciudad de la que le atraía su vida cultural y bohemia y que definió como "Madrid es no tener nada y tenerlo todo".

En 1915 Gómez de la Serna fundó la Tertulia sabatina del Café y Botillería de Pombo. El Café de Pombo, cerca de la Puerta del Sol, fue uno de los sitios más célebres y concurridos del Madrid literario de la época. Ramón era quien llevaba la voz cantante en las reuniones. Era su hogar literario, donde podía exponer libremente sus teorías vanguardistas. Allí se daban cita Picasso, Pío Baroja, Azorín, Marañón y un largo etcétera de personalidades. Es también conocida su original faceta de conferenciante. Ramón viajaba con frecuencia por España y otros países pronunciando conferencias humorísticas con puesta en escena incluida: en una ocasión se vistió de torero, dio otra a lomos de un elefante (en el Cirque d'Hiver de París, en 1928), en un trapecio (en el Gran Circo Americano de Madrid, en 1923), con la cara pintada de negro (para presentar la película “El cantor de Jazz”, en el Palacio de la Prensa de Madrid, en 1929), sobre un columpio, adoptando la postura de Napoleón para hablar sobre él, etc. En 1931, en Chile, recibió un homenaje en un quirófano.
Su labor periodística anterior a la guerra civil española se desarrolla principalmente en los periódicos La Tribuna, El Liberal, El Sol y La Voz. De estos dos últimos arranca probablemente el vínculo con la familia Urgoiti y que lo conducirá a estar presente en la fundación de los periódicos Crisol y Luz. Su llegada a Unión Radio Madrid no es, pues, fruto de la casualidad, sino de su colaboración con Nicolás Urgoiti.
El viernes 2 de marzo de 1928, de 10 a 11 de la noche, Unión Radio Madrid estrena la primera tertulia radiofónica llamada “La pandilla” con el tema “La gripe”. Los participantes de este nuevo género radiofónico serían José López Rubio, Enrique Jardiel Poncela, Antonio de Lara Gavilán y Ramón Gómez de la Serna.
Tras sus primeras colaboraciones se convierte en el "humorista de guardia" de Unión Radio y en 1930 se le instala en su casa un micrófono con enlace telefónico directo con la emisora para que realice sus crónicas, reportajes, emita su “Parte del día” y realice sus comentarios sobre la actualidad cultural. Él mismo decía al respecto que era poseedor de un “micrófono privado con funciones universales”.
Ramón ante el micrófono instalado en su despacho de la calle Villanueva 38, Madrid.
A finales de 1929 Ramón Gómez de la Serna inaugura desde la Puerta del Sol un nuevo programa y género: el “Primer reportaje radiado” (de carácter costumbrista) que Unión Radio iniciaría con una emisión semanal tras haber realizado la primera convocatoria del “concurso libre de reportajes radiofónicos” a través de la revista “Ondas” en noviembre de 1929.
Ramón se convirtió así en el el primer radio-reportero, se lanzaba con su micrófono a la calle y hablaba con la gente trabajadora: vendedores de lotería, chóferes, mieleros y demás vendedores ambulantes de la Puerta del Sol, donde recogía sus voces y permitía que fueran escuchadas.
En 1930 realiza las “Cartas habladas”, uno de los primeros programas grabados en disco y que se emitirían en diferido durante su ausencia (inicia un viaje por Latinoamérica) y que Unión Radio presenta como cartas radiadas desde París en mayo de 1930 a través de la revista Ondas.
En 1932 condujo un “Intermedio” diario de 15 minutos de duración a las 8 de la tarde y una emisión semanal de reportajes que se mantuvo hasta el domingo 11 de julio de 1936.
Entre 1925 y 1935 colaboró para la revista Ondas en una sección denominada “Radio Humor”. En esta sección incluyó cientos de grueguerías a través de diferentes entregas que denominó “Greguerías onduladas”,“Ovillejos de ondas” o “Caprichos ondulados”. Un ejemplo ilustrativo sería la “greguería nº 22” (1927) donde describe una experiencia radiofónica: “Muchas veces, en horas sin posibilidad, dejo abierto mi aparato sólo para saber cómo respira eléctricamente el aire, como bulle su sistema nervioso”.
Igualmente escribió artículos dedicados al medio radiofónico como "La ensalada de las ondas", "Parásitos sonoros" y "Máquinas que hablan". En ellos reflexiona poéticamente sobre todos los aspectos del nuevo medio, desde los elementos puramente tecnológicos (válvulas y acumuladores, el micrófono, el dial, altavoces, etc.) hasta los factores comunicativos (los mensajes, el auditorio, su poder y su mercantilidad…), fascinándole esa nueva expansión inmaterial que ofrecen las ondas radiofónicas.

Ya que no podemos escuchar ningún programa radiofónico de este peculiar “cronista de guardia” sí podemos ver el film sonoro “El orador”, rodado en 1928 por Feliciano Vitores mediante el sistema sonoro llamado Phonofilm (inventado por Lee de Forest). En él Ramón realiza un monólogo a la manera de sus famosas conferencias-maleta donde saca objetos de una maleta e improvisa sus descubrimientos insólitos de lo trivial, en este caso “un monóculo sin cristal” de nuevo rico, una mano gigante que parodia los demagogos discursos políticos y sus imitaciones fonéticas de un gallinero en las tardes calurosas.

Igualmente podemos encontrar un documental interesante: "Ramón Gómez de la Serna, El padre de las Vanguardias", en la web de Román Gubern.