martes, 23 de diciembre de 2008

EAJ-7 Unión Radio Madrid

La escritura de constitución de EAJ-7 Unión Radio Madrid (el embrión de la Cadena SER) se firmó el 19 de diciembre de 1924. Las principales casas eléctricas españolas, en su mayor parte filiales de grandes empresas americanas, alemanas, francesas e inglesas (AEG Telefunken, Aeolian S.A., Compañía Nacional de Telegrafía sin Hilos – Marconi, Compañía Telefónica Nacional de España, Electrodo S.A., Bell S.A.- Western Electric, etc.) se asociaron para crear una empresa de radiodifusión con el fin de ofrecer un “buen servicio radiofónico” que dinamizara la venta de aparatos y el sector radioeléctrico en general.
“Unión Radio Madrid” estaba dirigida por Ricardo Urgoiti Somovilla, ingeniero de Caminos y representante de la modernidad conectada con la generación del 27. Su familia era dueña de varias empresas de comunicación, como La Papelera Española, el periódico El Sol, La Voz, la agencia de noticias Febus y la editorial Calpe. Miguel Olea fue el director artístico y Joaquín Ruiz, jefe técnico. Los primeros locutores fueron Luís Medina, Josefina Carabias y Carlos del Pozo.

La emisora, ubicada en el edificio de los Almacenes Madrid-París, situado en el llamado segundo trozo de la Gran Vía, se inauguró oficialmente el 17 de junio de 1925. A la inauguración asistió el rey Alfonso XIII junto con el Consejo de Administración de “Unión Radio”, el alcalde de Madrid, el Director General de Comunicaciones, el presidente de la Diputación, los directores de la prensa madrileña y un largo etcétera. Con un emisor Marconi de seis kilovatios de potencia se emitieron las primeras palabras de Unión Radio Madrid -“con gran potencia y con una modulación purísima”- que corrieron a cargo del Presidente del Consejo de Administración, Valentín Ruiz Senén, en las que señaló que la nueva emisora era una “manifestación de la industria española”, que significaría “difusión de cultura, recreo y alimento del espíritu”. Instantes después fue el propio Alfonso XIII el que pronunció un discurso ante el micrófono para todos los radioyentes en el que incluyó palabras de elogio al “nuevo medio” y apostaba por un futuro que hiciera posible “la transmisión de imágenes animadas, exactas y precisas, y sin necesidad de alambres conductores”.

Los fines de esta emisora eran, según declaró en una entrevista Ricardo María de Urgoiti al diario “El Sol” diez días antes de su inauguración, “conseguir el más rápido y brillante desarrollo de la radiodifusión, así en el aspecto técnico como en el cultural y artístico”. Las emisiones comenzaban a primera hora de la tarde, y abarcaban variedades, música ligera, información, cotizaciones de valores, meteorología, programas infantiles y retransmisiones de ópera y zarzuela.
Cuatro días después de la inauguración de Unión Radio Madrid, el domingo 21 de junio de 1925, se puso a la venta el primer número de “Ondas”, revista editada por esta empresa radiofónica y de la cual fue su portavoz. Cuando unos meses después se creó la Unión de Radioyentes, la revista Ondas pasó a ser su órgano de prensa. La Unión de Radioyentes fue, a través de las cuotas de sus asociados, una fuente de financiación importante para las correspondientes emisoras pertenecientes a la cadena (la ley sólo permitía emitir cinco minutos diarios de publicidad). Al año de fundarse contaba ya con casi doce mil socios.

Con la libertad concedida por el Gobierno en 1926 para poder transmitir las licencias de las estaciones, Unión Radio inicia un gran proyecto de unificación, consiguiendo al finalizar 1925 tener cerrados acuerdos con algunas emisoras (Barcelona, dos estaciones de Sevilla y Estación Castilla), todo encaminado a llevar la gestión de la programación y explotación publicitaria. En noviembre de 1926 se firma un contrato con EAJ-1 Radio Barcelona por el cual la estación barcelonesa pasa a formar parte de Unión Radio, que ya era poseedora mayoritaria del accionariado de Radio Ibérica (cuyo fin fue su cierre definitivo).Unión Radio entró en una fase de concentración de emisoras comprando las dos emisoras de Bilbao (EAJ-9 y EAJ-11) y EAJ-8 Radio San Sebastián, que se convertiría en el principal centro emisor para el norte de España de esta incipiente cadena. Así mismo, Radio Club Vizcaya comienza igualmente a colaborar a partir de 1926 con este gran grupo de emisoras. Otra gran actuación concentradora será llevada a cabo en el sur con la compra de las dos emisoras sevillanas, EAJ-5 Radio Club Sevillano y EAJ-15 Radio Sevilla, cerrando esta última al igual que la compra y cierre de EAJ-3 Radio Cádiz para concentrar toda la audiencia en el sur de España con Radio Sevilla.

A medida que se implantaban emisoras a lo ancho del territorio nacional, Unión Radio comenzó a ampliar contenidos y a emitir en cadena con otras emisoras, factor que contribuyó a mejorar la calidad de la programación.
El deporte y los toros pronto entraron en la programación de “Unión Radio”. La transmisión de una corrida de Belmonte en la plaza de toros de Madrid, el 8 de octubre de 1925, inició este género de emisiones taurinas. El combate de Uzcudum-Spalla, que se celebró en Barcelona el 15 de mayo de 1926, fue retransmitido por “Unión Radio Madrid” en colaboración con la Compañía Nacional de Telegrafía sin Hilos. La retransmisión de un partido de fútbol tuvo lugar en mayo de 1927: desde Zaragoza, con un equipo móvil, retransmitieron el partido de fútbol que disputó el Real Madrid y el equipo de la capital aragonesa.
En 1926 se adaptó y radió una obra de teatro, “Las nubes”, de Aristófanes, y antes de concluir el año se hizo lo mismo con la obra de Calderón, “El Alcalde de Zalamea”. Al año siguiente se emitió “Los intereses creados”, de Jacinto Benavente, y en 1928, “La fierecilla domada”, de Shakespeare.
Por estas fechas se inicia también la emisión diaria por capítulos de la novela “Las aventuras de un parisién en Madrid”, de Eustache Amadeo Jolly Dix, de la cual “Unión Radio” había adquirido los derechos en exclusiva. El 4 y 5 de noviembre de 1927 los embajadores de Inglaterra y Francia inauguraron, desde los micrófonos de “Unión Radio”, los cursos de francés e inglés que iniciaba la cadena.


Estudio de Unión Radio en 1926
Uno de los logros más importantes de la programación de “Unión Radio” fue el diario hablado “La Palabra”, un informativo general que se retransmitió por primera vez el martes 7 de octubre de 1930 para toda la cadena. Este diario hablado estaba en antena todos los días con tres ediciones matinales y una vespertina. Con 20 minutos de duración, contó con las populares voces de Luis Medina y Carlos del Pozo.

El "speaker" Luis Medina (1926)

La proclamación de la Segunda República en la Puerta del Sol de Madrid se hizo ante un micrófono de Unión Radio. El viernes 24 de abril de 1931 se retransmitió por primera vez una sesión de Ayuntamiento de Madrid, mediante micrófonos de “Unión Radio”. Estas transmisiones se convirtieron en práctica habitual en la programación de “Unión Radio”.
Al estallar la Guerra Civil española, Unión Radio Madrid permaneció fiel al Gobierno Legítimo de la República y estuvo gestionada por un comité de trabajadores. Su sede fue trasladada temporalmente de la Gran Vía para evitar los ataques de las fuerzas rebeldes. La emisora, convertida en órgano de propaganda, por tanto, de uno de los bandos beligerantes, fue el vehículo que trasladó a los ciudadanos españoles el histórico discurso de Dolores Ibárruri, pronunciando el legendario “No pasarán”.
El 28 de marzo de 1939, la emisora es tomada por las tropas franquistas. Luis Medina pronuncia unas palabras de despedida. Horas después, las ondas de Unión Radio conectaban con la programación única transmitida por Radio Nacional de España.
Tras el fin de la Guerra y la proclamación del estado franquista, Unión Radio pasaría a denominarse Sociedad Española de Radiodifusión (SER).

2 comentarios:

Bruno Gassín dijo...

¡Chapeau!

Anónimo dijo...

En YouTube acabo de colgar una transmision al eter de noviembre de 1926 por Luis Medina..era muy simpatico y recibia cientos de cartas..impresa en un disco Pathefono...Aquel año hizo pruebas televisivas para RADIOVISION IBERICA-CASTILLA aun no usaba rayos catodicos sino el systema Byrd..que ya trasmitia en Londres regularmente hasta 60 km...Xavier Quiñones...mi web es VERTXXGG tambien BLUEXXGen YTube