martes, 2 de diciembre de 2008

Miguel Gila

Miguel Gila Cuesta (Madrid, 12 de marzo de 1919 - Barcelona, 14 de julio de 2001) fue un humorista español. Nació en el madrileño barrio de Chamberí. Huérfano de padre a temprana edad, por dificultades económicas en su hogar abandonó los estudios a los 13 años. Su primer trabajo fue de pintor de coches. Retomó sus estudios hasta el segundo grado de aprendiz de mecánica de aviación trabajando en los Talleres Elizalde de Barcelona. Posteriormente fue fresador en Construcciones Aeronáuticas SA (CASA), en Getafe.
Tenía 17 años cuando comenzó la Guerra Civil. Militante de las Juventudes Socialistas, intervino en la contienda desde julio de 1936 como voluntario en el Quinto Regimiento de Lister. Estuvo en Sigüenza, Somosierra, en los frentes de Madrid, Guadalajara y Ebro, y, finalmente, en Extremadura. En Valsequillo (Córdoba) fue puesto frente a un pelotón de ejecución y logró salvar la vida. El fusilamiento se produjo al anochecer de un día lluvioso y los integrantes del piquete estaban borrachos, por lo que no le acertaron los disparos. Gila se hizo el muerto y logró sobrevivir. Poco después, en diciembre de 1938, fue hecho prisionero e internado hasta mayo de 1939 en un campo de prisioneros. Pasó por los penales de Yeserías, Carabanchel y Torrijos, y a continuación cumplió un servicio militar de cuatro años.
Empezó su trabajo como humorista gráfico en La Exedra, revista editada en Salamanca por un grupo de universitarios hacia los años 1943-44 y, más tarde, en La Codorniz y en Hermano Lobo, pero, según su autobiografía, el éxito le llegó el 8 de octubre de 1951, cuando actuó en Madrid en el teatro Fontalba de Madrid presentando un monólogo creado en un principio para Antonio Casal y que al final tuvo que improvisar él, por encontrarlo el actor fuera de su línea habitual. Gracias a ello fue contratado por Ángel de Andrés. Este hecho, que sin duda fue su lanzamiento, marcó el principio de una vida dedicada por entero a hacer reír. Al poco tiempo debutó en escenarios de cabaret, con monólogos de tipo surrealista, contando extrañas historias de guerra ("oiga, ¿es la guerra?" -pregunta al teléfono-, ¿está el enemigo?, que se ponga").
El modo más frecuente de expresar su humor era mediante diálogos figurados (en realidad monólogos) al teléfono, cuyo costumbrismo ingenuo lindaba a veces con el surrealismo. En sus monólogos, cabe destacar que no utilizaba palabras malsonantes o polémicas.
Fue redactor del diario Imperio y relator deportivo de transmisiones futbolísticas en Radio Zamora, lo que también le llevó a realizar una prueba con Matías Prats para ejercer esta labor en Radio Nacional de España.
Su humor se popularizó rápidamente en radio, trabajando en Radio Madrid, y en televisión, contribuyendo a ello la representación que hacía del tipo "ibérico", con el traje negro, camisa roja, la boina y pegado constantemente al teléfono. Por un comentario en Radio Madrid, en 1956, sobre una noticia según la cual en España no había presos políticos fue suspendido para trabajar durante seis meses y multado con cien mil pesetas.
Por esta época también publicó libros -"La Jaleo, el bizco y los demás" (1966), "Un borrico en la guerra" y el autobiográfico "Un poco de nada"- y trabajó en una treintena de películas, entre ellas: "Sor Angélica", "El presidio", "El ceniciento", "Goodbye Sevilla", "Mi tío Jacinto" (1957), "El hombre que viajaba despacito", "Historias de la feria", "Botón de ancla", "¿Dónde pongo este muerto?", "Una chica casi formal", "Hoy como ayer", "Cinco pistolas de Texas", "Una señora estupenda", etc.
En 1968 se autoexilió a Buenos Aires, donde fijó su residencia hasta el verano de 1985, en que regresó definitivamente a España. También vivió durante este período en Cuba, Chile, México, Uruguay y Paraguay. Hizo varias giras por toda Latinoamérica y desde 1977 las realizó también por España, Francia, Italia y el norte de Africa.
Durante esta etapa trabajó en radio, televisión y llegó a formar su propia compañía de teatro, con la que interpretó en México "Yo escogí la libertad" (1972) y en Buenos Aires "Los cuernos de don friolera" (1973) o "La pirueta".

Al regresar a España en 1985 desarrolló su faceta radiofónica en El debate sobre el Estado de la Nación, emitido por la Cadena Cope y Onda Cero entre 1985 y 1998 en el espacio Protagonistas de Luis del Olmo, buscando las aristas más divertidas a los hechos deportivos en compañía de Chumy Chúmez, Coll, Forges, Jordi Estadella, Martín Morales, Mingote, Ozores, Manuel Summers, Tip, Alfonso Ussía y Josema Yuste.
Gila fue asiduo colaborador de publicaciones como "Sábado Gráfico", "Hermano Lobo", "Don José", y fundó "La Gallina" (de México) y otras. En febrero de 1991, durante la Guerra del Golfo Pérsico, colaboró en la edición del "Diario por la Paz", en Madrid.
Reconocimiento a su trayectoria profesional:
- 1993 Premio Ondas en su modalidad radio.
- 1994 premio FAD-Sebastián Gasch de Honor 1993 de Music Hall y Artes Parateatrales
- 1995 Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo
- 1997 título de "Profesor Honorífico del Humor", de la Universidad de Alcalá de Henares.
- 1999 Premio Internacional "Gato Perich" por su larga trayectoria como humorista y dibujante.
Falleció en 2001 en Barcelona, a causa de una insuficiencia respiratoria debida a una enfermedad pulmonar crónica que sufría.

Aquí podemos escuchar uno de sus monólogos más famosos, la historia de su vida:

Un vídeo sobre la guerra: