martes, 18 de noviembre de 2008

Juana Ginzo

Juana Ginzo Gómez (Madrid, 21 de julio de 1922) es una actriz radiofónica española.
“Niña de la república, con madre anarquista y padre socialista”, como ella misma se define, trabajó limpiando casas durante la posguerra para ganarse la vida hasta que en 1946, tras presentarse al concurso de descubrimiento de nuevos talentos Tu carrera es la radio, pudo integrarse en la plantilla de actores de Radio Madrid (Cadena SER). En los años siguientes llegó a convertirse en una de las voces más emblemáticas de la radio española.
Su popularidad se incrementó especialmente en 1953 con Lo que no muere, Diego Valor (1954) y, sobre todo, desde 1959, cuando comenzó a interpretar el serial radiofónico Ama Rosa, de Guillermo Sautier Casaseca, auténtico fenómeno sociológico que con su emisión diaria “paralizaba la actividad del país, pendiente de las peripecias del personaje”.
Gracias a su éxito radiofónico pudo también intervenir en algunas películas como Novio a la vista(1954), de Luis García Berlanga, Los ladrones somos gente honrada (1956), de Pedro Luis Ramírez, El tigre de Chamberí (1957) o más recientemente, Bearn o la sala de las muñecas(1983), de Jaime Chávarri, Fuego Eterno(1985), de José Ángel Rebolledo, Werther (1986), de Pilar Miró, La estanquera de Vallecas (1987), de Eloy de la Iglesia y Antártida, de Manuel Huerga (1995).
Sus últimas actividades frente a un micrófono fueron sus colaboraciones con Concha García Campoy en Días de radio (1993), de Antena 3 Radio y más tarde, entre 1999 y 2003 en el programa Lo que es la vida que presentaba Nieves Herrero en Radio Nacional de España.
En su quehacer se incluyen también los libros Con un montón de años (2000), Parejas: el amor y otras libertades (2002) y Mis días de radio (2004).
En el 2005 recibió la Medalla de oro al Mérito en el trabajo por su labor como periodista, actriz de teatro, de cine y de seriales radiofónicos.

* Juana Ginzo y Luis Rodríguez Olivares hablan sobre el libro "Mis días de radio" en Cadena Ser

1 comentario:

Félix Bernet dijo...

Hace ya un tiempo la conocí cuando colaboraba en un programa en telecinco. Fue a presentar un libro que escribió y la presentadora le hacía preguntas estúpidas . Juana le preguntó que si era estúpida (en directo) ya que si llevas a un invitado a hablar de un libro, al menos debía haberse documentado o leído el libro. El programa fue un caos, pero uno de los más divertidos que he visto. Al terminar estuvimos más de una hora hablando. Me dijo que teniendo la edad que tenía y habiendo trabajado ya en tantas cosas, se podía permitir decir ciertas cosas, aunque fuesen políticamente incorrectas. Me encantó Juana Ginzo. Y me encanta la labor que los autores de este blog hacen