viernes, 14 de noviembre de 2008

Matilde Vilariño

Matilde Fernández Vilariño (1924) es una actriz de voz española. Iniciada en la interpretación a través del teatro, en los años 40 se incorpora al cuadro de actores de Radio Madrid (Cadena SER), donde cosechará sus mayores logros profesionales que convirtieron su voz aniñada en una de las más populares de España a lo largo de cuatro décadas.
Especializada en doblar a niños o poner su voz a personajes infantiles, posiblemente el más destacado de su carrera radiofónica fue el del niño Periquín en el serial Matilde, Perico y Periquín, que interpretó durante 16 años (entre 1955 y 1971).
Posteriormente participaría en la igualmente célebre La Saga de os Porretas, también en la Cadena SER, entre los años setenta y ochenta.
Fuera del medio radiofónico su trabajo como actriz de doblaje ha sido prolífico: fue la voz del niño Pablito Calvo en una de las películas más recordadas de la historia del cine español, Marcelino pan y vino (1955). Intervino en el doblaje de Ciudadano Kane, Excalibur, Ana Karenina, Amarcord, Lawrence de Arabia y un largo etcétera.
Para televisión, otro de los famosos personajes infantiles que cobraron vida en castellano gracias a la actriz fue el de la Abeja Maya, en la serie japonesa de dibujos animados emitida por Televisión española en 1978. También intervino en el cuadro de actores de doblaje de otras series de dibujos como Vickie, el vikingo, Ruy, el pequeño Cid, El bosque de Tallac o Los Caballeros del Zodiaco.
En 1960 recibió el Premio Ondas (Nacionales de Radio) como Mejor Actriz.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Matilde Vilarinio fue la voz maravillosa en la Cadena Ser junto a Matilde Conesa Pedro Pablo Ayuso y Juana Ginzo, mi madre y yo escuchabamos las novelas de la radio diariamente pegadas a la radio que disfrutabamos tantisimo en aquellos tiempos, estas eran mis voces favoritas de toda mi vida, con afecto a todos ellos Soledad.

Anónimo dijo...

Matilde Vilarinio fue la voz maravillosa en la Cadena Ser junto a Matilde Conesa Pedro Pablo Ayuso y Juana Ginzo, mi madre y yo escuchabamos las novelas de la radio diariamente pegadas a la radio que disfrutabamos tantisimo en aquellos tiempos, estas eran mis voces favoritas de toda mi vida, con afecto a todos ellos Soledad.