sábado, 15 de noviembre de 2008

Todos los ruidos de aquel día

Fue en Unión Radio donde, pocos días después de proclamarse la II República, comenzó a emitirse el radiodrama de Tomás Borrás Bermejo (1891-1976) "Todos los ruidos de aquel día. Telecomedia" (24 de Abril de 1931), una de las primeras piezas radiofónicas en las que los artificios sonoros alcanzaban presencia fundamental en una radio incipiente, en directo, apenas sin auxilios grabados. Al servicio de Tomás Borrás estaban los músicos Salvador Bacarisse (Director Artístico), Felipe Briones (Director Musical) y Conrado del Campo (Notas Musicales).
La idea de “Todos los ruidos de aquel día” es la de transcurso, la de progresión del ciclo diario para ambientar una tragicomedia “de circo”. Una dramatización de 24 horas aproximadas, como tiempo de ficción, en un ámbito sonoro colectivo: la ciudad; y sus voces: los tipos; y los elementos del entorno circense: sus sones reconocibles. Un asunto de circo: el despertar de los artistas, padre e hijo, en el cuarto de la pensión; los rumores de la ciudad en el trayecto de un taxi hasta la terraza del café, animada a la hora del aperitivo por los mil actos de la villa; la función en el circo, con sus músicas y sus números cómicos, y el habla internacional de los personajes; la huida del galán y la dama en avión, el zumbido triunfal de los motores El autor divide el texto teatral no en “actos” sino en seis “discos” o cortes/secuencias temporales que encadena un narrador al que llama “Voz del Destino”.
No se conserva registro de “Todos los ruidos..”, porque el uso del magnetófono se introduce como rutina de producción cuando avanza el decenio del cincuenta, pero el libreto está editado simultáneamente a la emisión, y hubo extensa información en la sección teatral (atención, teatral) del diario “El Sol ”, de Ricardo Urgoiti, propietario a la vez de Unión Radio.

El 23 de marzo de 2009 la Orquesta Sinfónica de RTVE ha puesto en escena la obra de Borrás bajo libreto original: