jueves, 26 de marzo de 2009

EAJ-24 Radio Córdoba

En 1929 Rafael Muñoz Navas, abogado cordobés y radioaficionado, comienza a realizar experimentos de emisión desde su casa con una radio Pull-Man-Six. Junto con su amigo José Posadillo montaron una pequeña emisora y bajo el indicativo de radioaficionado EAR – 213 emitían música y conciertos de la banda municipal de Córdoba. Al mismo tiempo publicaban una revista llamada “Micrófono”, órgano oficial de este nuevo Radio Club de Córdoba. Para financiar la revista comenzaron a buscar empresas dispuestas a anunciarse y así es como iniciaron su relación con Federico Algarra Ramírez, subdirector de una compañía de seguros (Covadonga) y representante de Cervezas El Águila. Pero escuchemos esta historia del propio Rafael Muñoz Navas:


Federico Algarra se unió a la iniciativa de estos dos jóvenes cordobeses aportando el capital para la instalación de una nueva emisora. Consiguió la licencia de emisión para EAJ-24 Radio Córdoba en diciembre de 1932 (el indicativo EAJ-24 procedía de la desaparecida estación Radio Levante). La emisora y antena de Radio Córdoba se instalaron en la calle Alfonso XIII, nº12.

El 14 de enero de 1933 se inauguró oficialmente Radio Córdoba, celebrándose el acto en los salones del Conservatorio Oficial de Música y al que acudieron entre otros, el alcalde Francisco de la Cruz Ceballos o el presidente de la Diputación Rafael Baquerizo García.

Radio Córdoba emitía en una longitud de onda de 407 metros, frecuencia de 1450 kilociclos y una energía de 25 vatios en antena. Su horario de emisión en aquellos años era de tres horas diarias: de 13,30 a 15,00 horas y de 21,30 a 23,00 horas.

En sus primeros años la emisora decana de Córdoba emitía música, boletines informativos, conciertos, programas de información cofrade y literaria con la intervención de Antonio Arévalo García, Miguel Salcedo Hierro, José Priego García y José Luis Sánchez Garrido (José Luis de Córdoba).
La programación de Radio córdoba para el 31 de diciembre de 1933 era, por ejemplo, la siguiente: a las 9 de la noche Conferencia del canónigo de la Santa Iglesia Catedral Don Mariano Ruiz Calero Alcántara y villancicos del maestro de Capilla Gómez Navarro (Diario Córdoba, 31 de diciembre de 1933).

Radio Córdoba se trasladó años después a la parte baja del edificio del antiguo Gobierno Civil, antigua casa palacio de los Duques de Almodóvar. Estas instalaciones albergaban el taller, un gran salón, locutorios, discoteca y otras dependencias. Compartía el edificio con la Escuela de Peritos, con entrada por la calle Carbonell y Morand. Allí permaneció hasta 1987, año en el que se trasladaría a su actual sede en la calle García Lovera número 3. (En 1985 la Diputación cedió, gratuitamente, a la Junta de Andalucía el edificio provincial denominado "Antiguo Gobierno Civil" para ampliación del Instituto Politécnico de Formación Profesional, actualmente IES ¨ Maimónides”).

Durante la guerra civil Radio Córdoba queda bajo el mando de los nacionales a las órdenes del coronel Cascajo, que, desde el 18 de julio de 1936, nombra al teniente Jesús Aragón Llorente como locutor para arengar a las tropas y difundir propaganda política. Las pocas emisoras clandestinas que defendían la causa republicana en la zona dominada por los nacionales (Córdoba capital y sur de la provincia) fueron destruidas de forma violenta. Igualmente, se destruían antenas para eliminar la posible recepción de señales lejanas y conseguir así el monopolio radiofónico (el ejemplo más claro de esta nueva “arma de guerra” fueron las famosas charlas del general Queipo de Llano desde la incautada Radio Sevilla).

El capuchino fray Jacinto de Chucena también actúa de "locutor" en el verano del 36 con una serie de conferencias sobre el pueblo español y en contra del marxismo que, según él mismo, provocan dos bombardeos en su convento los días 21 y 23 de agosto de 1936 como represalias por sus charlas, oídas desde territorio enemigo.

Se dió la casualidad que en julio del 36, llegó a Córdoba un equipo de cine para rodar los exteriores de la película “El genio alegre”, basada en la obra homónima de los hermanos Álvarez Quintero. Dentro del cuadro de actores estaba Fernando Fernández de Córdoba (locutor de RNE) que, tras su alistamiento en el bando nacional el mismo 18 de julio de 1936, actúa también en el verano del 36 ante el micrófono de EAJ-24 Radio Córdoba leyendo una arenga militar y un poema de José María Pemán.

La actividad radiofónica no cesó durante la guerra, ejemplo de ellos es la zarzuela “La Patrona del Regimiento” (del compositor Emilio López de Toro) que puso en escena el cuadro de actores de Radio Córdoba el 6 de octubre de 1936 en el Gran Teatro con motivo de una gala organizada por la Falange. (Diario Azul, 6/10/1936).

El cuadro artístico de Radio Córdoba nace muy tempranamente. En sus comienzos estuvo dirigido por José Priego García y posteriormente por Miguel Salcedo Hierro. Se radiaban todo tipo de obras dramáticas, desde los clásicos a las radionovelas o zarzuelas en las que los actores recitaban la parte hablada y en la parte musical se ponían los discos. Las representaciones se hacían tanto en el teatro que poseía Radio Córdoba en sus instalaciones, como en el Duque de Rivas o el Gran Teatro. Al cuadro de actores se uniría en los años 40 Luis Melgar Reina y Juan Morales Rojas o en los años 50 el actor cordobés Paco Morán(que permanecería en Radio Córdoba hasta 1957).
Las primeras voces que acompañaron a EAJ-24 Radio Córdoba en los años 30 y 40 fueron las de Franca Valcárcel , Julita Díaz, Manuel Posadillo, Justo Merino Belmonte, Francisco Ramírez, Gonzalo García Morillas, Manuel García Prieto, Luis Melgar Reina, José Priego García y Miguel Salcedo Hierro entre otros. Más tarde se incorporarían Francisco Ramírez , Gonzalo García Morillas, Justo Merino Belmonte, Emilio Arévalo, Piedad Zamora, Rafael López Cansinos, Benigno Santiño, Josefina Quirós, Carmen Vela, Marisol Cortés, Rafi Díaz, Francisco (Paco) Vargas, Francisco (Paco)Peñas, José (Pepe) Anta, Francisco (Paco) Ortega, Agustín Cañete Fernández, etc.

Tras la guerra y poco a poco Radio Córdoba va ampliando sus horas de emisión alcanzando en los años cincuenta su época dorada. Una de las informaciones que se cubriría desde fechas tempranas sería la relativa al mundo del toreo. El primer cronista taurino que tuvo Radio Córdoba fue Manuel García Prieto, redactor jefe de la emisora, que le pasaría el relevo en 1942 a su hijo Miguel Ángel García Caballero, conocido radiofónicamente como “El Caballero Audaz”.
La muerte de Manolete fue un acontecimiento especialmente importante y no sólo para los cordobeses en el que Radio Córdoba, junto a Radio Linares (también propiedad de Federico Algarra desde 1935) jugaron un papel decisivo: la noche del 28 al 29 de agosto de 1947 los micrófonos de Radio Córdoba y Radio Linares se mantuvieron abiertos para informar sobre el estado de salud del diestro cordobés tras su mortal cogida en la plaza de toros de Linares. Manuel Cabello Arévalo, delegado de Radio Linares, fue el que informó sobre la cogida y muerte del torero. En Córdoba, Miguel Ángel García Caballero fue el encargado de retransmitir el multitudinario entierro, micrófono en mano, aquel 30 de agosto de 1947.

Miguel Ángel García Caballero se trasladaría a finales de ese mismo año a Radio Linares y ocupa su plaza el popular gaditano José María Gaona Chau 'Tío Caniyitas', que se encargaría de la crítica taurina con Piedad Zamora y su compadre "Cayetano ", Adán de la Morena, hasta 1952, año en que parte a Madrid para incorporarse a Radio Intercontinental.

Hasta finales de los años 40 la radio se realizaba en directo, el magnetófono se incorporaría a los inicios de los 50 en la labor radiofónica de los locutores y periodistas de Radio Córdoba. Las primeras crónicas de fútbol se transmitían horas después de que terminasen en el antiguo “Stadium América” y el Arcángel. Antonio Bejarano Nieto, Enrique Puga, Pepe Anta (encargado también de la crónica taurina hasta 1982) y Rafael López Cansinos solían cubrir la información deportiva. En 1953 llega desde Almería Francisco Vargas Robles para trabajar en el Diario Córdoba, y se incorpora a Radio Córdoba hasta su jubilación en 1982.

El mes de agosto de 1947 fue doblemente relevante para Radio Córdoba. El 18 de agosto de 1947, a las diez menos cuarto de la noche, estallaba en la ciudad de Cádiz un polvorín militar donde se almacenaban unas 2200 cargas explosivas pertenecientes a la Guerra Civil Española y a la Segunda Guerra Mundial, compuesto por cargas de profundidad, y, en su mayoría, minas submarinas provocando una de las mayores catástrofes en la historia de Cádiz. La potenete explosión asoló zonas densamente pobladas, causando la muerte de más de 150 personas, decenas de mutilados y más de 5000 mil heridos de diversa consideración. Barrios enteros como el de San Severiano, la Barriada España y Bahía Blanca fueron destruídos. Al no poder contar durante las primeras horas con energía eléctrica, resultó imposible transmitir ayuda a los municipios cercanos. Sólo gracias a una radio galena propiedad de Transradio Española se pudo oír desde Jerez la dramática petición de ayuda efectuada a las zonas costeras. Fuerzas militares de Cádiz y San Fernando se fueron incorporando durante la noche y el día siguiente.
En el Puerto de Santa María se celebraban cada verano unos campamentos del Frente de Juventudes a los que acudían niños de numerosas provincias, entre ellos de Córdoba. El equipo de Radio Córdoba formado por Justo Merino, Paco Ramírez, Gonzalo García Morillas y Rafael López Cansinos establecieron una cadena de informaciones durante tres días en la que mediante comunicación telefónica con Radio Sevilla, Radio Jerez y Radio Cádiz mantenían informados a los familiares de dichos niños.
Rafael López Cansinos, una de las voces más emblemáticas de Radio Córdoba, periodista y locutor durante más de 45 años en dicha emisora EAJ-24, nos relata que sus comienzos en la radio fueron precisamente para ayudar en aquella emisión que duró 72 horas:



En los años 50 Radio Córdoba se asocia a la REM (Red de Emisoras del Movimiento) y se retransmitían partidos de fútbol y corridas de toros en las que se oía al popular locutor cordobés Matías Prats Cañete, que en ocasiones compartía retransmisiones con la emisora cordobesa, aunque sus inicios fueron en Radio Málaga.
Matías Prats Cañete nació en Villa del Río (Córdoba) el 4 de diciembre de 1913. Su relación con Radio Córdoba fue de colaboración estrecha hasta sus últimos años (en 1997 sería el narrador de la radionovela sobre la vida de Manuel Rodríguez Sánchez "Manolete", producida por Radio Córdoba Cadena SER en 1997 y escrita y dirigida por el periodista Alfredo Asensi). Mi opinión personal al respecto es que quizá por cercanía o bien por cariño hacia EAJ-24 los recuerdos o las querencias a la tierra pueden mezclar en la memoria “fantasías” (como el famoso programa de Federico Gallo) hechos y lugares, como quizá esa anécdota sobre el debut radiofónico cuando Matías Prats era un niño en Radio Córdoba . Cabría pensar respecto a esa anécdota que Radio Córdoba se inauguró, como ya he dicho, un 14 de diciembre de 1933 , fecha en la que Matías Prats Cañete tenía ya los 20 años recién cumplidos, con lo que es bien difícil imaginar que lo “subieran a una silla” para recitar unos versos a los Reyes Magos…

En esos años dorados de la radio también se emitían programas de ámbito nacional desde Radio Toledo con contenidos taurinos o en cadena con la REM como Cabalgata Fin de Semana , Ustedes son formidables, Tablero Deportivo, radionovelas, etc.
En una de esas emisiones en cadena Radio Córdoba y Rafael López Cansinos tuvieron su pequeña intervención en Cabalgata Fin de Semana:


En los años 50 se escuchaba la música de Concha Piquer, Lola Flores, Antonio Molina, Juanito Navarro, Jorge Negrete, Antonio Machín, y también Natalio Fernández en canción española, que actuaba en Radio Córdoba acompañado al piano por Ramón Medina, muy unido a la historia de Radio Córdoba. Otro músico era Luis Verdú, guitarrista oficial en Radio Córdoba en unos años en que la canción española y el flamenco reinaban sin discusión. Con su guitarra acompañó a estrellas en su paso por la emisora como Manolo Caracol, Pepe Marchena, Juanito Valderrama, Antonio Molina o Antonio Fernández Díaz "Fosforito".

Una de las principales fuentes de ingresos de Radio Córdoba la constituían los generados por los Discos Dedicados, espacio musical en la que el oyente, previo pago de una cuota, dedicaba una canción a sus seres queridos.
Este programa de gran éxito entre los cordobeses, sobre todo en fechas señaladas como el día de la madre o del padre, el día de San Rafael, etc., estuvo en antena más de treinta años. Durante un tiempo el programa siempre se abría con unas jotas aragonesas que pagaba Ricardo Solanas. Rafael López Cansinos nos cuenta cómo eran estos programas:



El Club de Amigos de Radio Córdoba fue posterior a los Discos Dedicados, lo formaban socios que, con sus cuotas, ayudaban económicamente al funcionamiento de la emisora. A cambio, se les dedicaban canciones una vez a la semana, los discos dedicados tenían una cuota “especial de socio”, asistían a los programas de cara al público, participaban en los sorteos que se realizaban en la emisora, etc.
Hasta 1962 Radio Córdoba era la única emisora de la ciudad y los cordobeses sólo podían captar, aparte de ésta, las señales de Radio Andorra , Radio Sevilla y La Pirenaica. La radio formaba parte de la vida social de los cordobeses. Por ella desfilaron estrellas de la canción como Antonio Molina, Jorge Negrete, Antonio Machín o José Luis "y su guitarra". Rafael López Cansinos así nos lo recuerda:

Radio Córdoba también tenía desde los primeros años sus programas dedicados a los más pequeñines. En el Diario Azul con fecha del domingo 4 de enero de 1940 podemos leer la programación siguiente:
“Programa de Reyes: hoy jueves a las diez y media de la noche se realizará una emisión extraordinaria dedicada a la festividad de los Reyes Magos. Intervendrán José Priego García y Miguel Salcedo Hierro, quienes declamarán poesías alusivas, asimismo, José Priego desarrollará una charla: “Palabras a los niños”. Durante el intermedio se cantarán villancicos cantados por el coro de niños del Hogar Infantil de San Gonzalo.” Otra colaboración para las emisiones infantiles era la de la escritora cordobesa Emiliana Santa-Cruz González.

Pero sin duda el programa estrella fue Radio Chupete, del enanito Pocholo y el mago “Burumbumbú”, un concurso en el que los niños actuaban y cantaban buscando su pequeño minuto de gloria y que lo presentaba y. Éste programa, de emisión semanal y realizado por Rafael López Cansinos, Gonzalo García Morillas y Justo Merino Belmonte tuvo tal aceptación que se realizaba también en Radio Linares inicialmente con guiones escritos por la emisora cordobesa. En Radio Chupete debutaron niños que con el tiempo se convertirían en grandes artistas como el guitarrista internacional Juan Serrano (autor de la soleá que todos los días escuchamos en el reloj de la Plaza de las Tendillas), Manuel Moreno Maya "El Pele" o José Luis "y su guitarra".

Los festivales y concursos musicales se realizaban tanto a nivel infantil como en la modalidad de saetas (desde los años 40), canción andaluza o flamenco. Las fases eliminatorias se realizaban en los estudios de Radio Córdoba y las finales se celebraban en un teatro como el Duque de Rivas, el Góngora o el Gran Teatro. Un año incluso se realizó una gira por la provincia con los vencedores en las diversas modalidades . Asimismo Radio Córdoba ha estado ligada desde sus inicios al Festival Nacional de Cante Flamenco que organiza el Ayuntamiento de Córdoba y cuyas finales se encargaba de retransmitir Rafael López Cansinos.

Otros programas que tuvieron gran aceptación fueron el dedicado a las Peñas cordobesas y que conducía "Paco Peñas", el informativo Antena del Mundo de Rafael López Cansinos, el concurso La llave de la felicidad en 1955, programas dedicados a los barrios cordobeses o las subastas benéficas del hermano Bonifacio.
En 1946 un hermano de la orden religiosa de los Hermanos de San Juan de Dios, el hermano Bonifacio, lleva a cabo en Navidad una subasta radiada para recaudar dinero a favor de los niños hospitalizados en el Hospital San Juan de Dios. Estas campañas benéficas, a cargo del locutor Rafael López Cansinos desde 1950, tuvieron tanto éxito y fueron tan bien acogidas por el público que emisoras de otras provincias como Sevilla, Granada o Jerez siguieron el ejemplo. Para entender el alcance de estas subastas hay que saber que el sostenimiento de la Casa denominada Hogar y Clínica de San Rafael (actual Hospital San Juan de Dios) fue mediante el sistema juandediano de la postulación limosnera. El Hermano Bonifacio llegó a Córdoba el 12 de Agosto de 1.935 y estuvo sirviendo a los más pobres ininterrumpida e infatigablemente, siempre como limosnero , hasta septiembre de 1.978 en que falleció. Su objetivo era atender a una clase de enfermos que estaban olvidados y casi en un completo abandono: niños que padecían secuelas poliomielíticas, malformaciones congénitas o adquiridas, osteomielíticos, y niños afectados por parálisis diversas. Las subastas benéficas de Radio Córdoba en beneficio del Hogar y Clínica de San Rafael es uno de los mejores recuerdos de Rafael López Cansinos:



Con el programa “El mundo del Trabajo” Radio Córdoba recibe en 1962 el premio Ondas al mejor programa cultural y el Premio Nacional de Radio y Televisión en la categoría de mejor confección de guión original. El programa, que trataba contenidos orientados a promocionar la Universidad Laboral, lo realizaban Rafael López Cansinos, Enrique Pozón Lobato y el padre Leonardo Pérez, profesores éstos últimos de la Universidad Laboral de Córdoba.

En 1963 muere Federico Algarra Ramírez y le sucede su hijo Federico Algarra Añón en unos momentos en que Radio Córdoba desea romper sus relaciones con Radio Intercontinental y comienza a realizar sus primeras relaciones con la Cadena SER. El 1 de septiembre de 1978 Radio Córdoba comienza a emitir programas de la Cadena SER.
Federico Algarra Añón muere en marzo de 1995 y la familia vende definitivamente Radio Córdoba al grupo Prisa en la década de los 90 quedando Radio Córdoba unida a la Cadena SER.

Otra etapa importante de Radio Córdoba fue su incorporación a la FM y la entrada de jóvenes locutores que dieron aires frescos a la FM musical en pleno apogeo de la movida de los 80. En eso años los jóvenes cordobeses podíamos conocer a los grupos cordobeses del momento y escuchar sus primeros discos o maquetas desde la FM o bien acudir a las inolvidables Muestras Pop-Rockeras que se celebraban en el Teatro Municipal al Aire Libre. Eran, bajo mi punto de vista, los mejores años musicales de Córdoba que quedaron unidos, inexorablemente, a voces como la de Ramón Medina o Rafael Carlos Padilla. También llegaron en esos años los 40 principales. Cadena Dial llegaría más tarde, sobre 1993-1994, fecha en la que Cadena SER compra Antena 3 Radio. Ya en los 90 Radio Córdoba se integra total y definitivamente en la Cadena SER.

En esta última década se han llevado a cabo producciones de gran envergadura producidas por Radio Córdoba como las radionovelas escritas y dirigidas por el periodista y locutor Alfredo Asensi en torno a personajes históricos de Córdoba. La radionovela "Julio Romero de Torres, su historia, su tiempo" , narrada por Rafael López Cansinos, constaba de 60 capítulos de 20 minutos de duración cada uno en los que se recreaba la vida de éste pintor cordobés.
Otra radionovela fue la de "Manuel Rodríguez Sánchez, Manolete". En 1997, 70 capítulos fueron emitidos en la SER con la narración de Matías Prats y la participación de un total de 232 voces cordobesas. En el año 2003 se produce "Lagartijo, el Primer Califa", un serial de 10 capítulos narrados por Primitivo Rojas y en el 2005 "Machaquito", con 30 capítulos.
En 1999 Radio Córdoba recibe el Premio Periodístico Ciudad de Córdoba por su labor informativa. En el 2002 el Ayuntamiento de Córdoba le concede la Medalla de Oro de la Ciudad en reconocimiento a la labor desarrollada desde sus comienzos. Igualmente, Radio Córdoba recibió el Premio Meridiana (Instituto Andaluz de la Mujer) en el 2008 con el programa “Voces de Mujer”, un espacio de María Eugenia Vílchez y María José Martínez en el que se daba la oportunidad de expresión a la mujeres víctimas de malos tratos.
Actualmente la plantilla de Radio Córdoba cuenta con un equipo de periodistas, técnicos y locutores que se encargan a diario de mantener informados a los cordobeses de lo que pasa en Córdoba con un lenguaje cercano y siempre profesional.


Por último, quiero dar las gracias a Ángel Tomás Ríos por abrirnos las puertas de Radio Córdoba y poder visitar las instalaciones con los alumnos del ciclo de Producción, a Marta Jiménez por su conferencia “Cómo se hace un programa de radio” durante las III Jornadas Audiovisuales del IES Ángel de Saavedra y a Rafael López Cansinos por la entrevista concedida a nuestra emisora de radio:
Rafael López Cansinos

Rafael López Cansinos en la emisora del IES Ángel de Saavedra


Otros enlaces: Historia de Radio Córdoba, una publicación interesante con motivo del 65 aniversario de la emisora y con bastantes documentos gráficos.

jueves, 5 de marzo de 2009

La Palabra

Desde los inicios de la radiodifusión en España se emitían boletines de noticias en las diferentes emisoras españolas con una duración normalmente breve, de 3 a 5 minutos. En octubre de 1924 Radio Ibérica comenzó a emitir los domingos un programa informativo, levantando así protestas entre los profesionales de la prensa ya que el domingo era el día de descanso en el medio periodístico. Las quejas tuvieron éxito y Radio Ibérica se vio obligada a retirar este informativo, pero en 1925 puso en antena otro espacio diario que se emitía de lunes a sábado, si bien el programa duró muy poco tiempo.
Los informativos radiofónicos que emitían las diferentes emisoras existentes en esta época estaban hechos por las plantillas de los periódicos afines con dichas emisoras: La Libertad, con Radio Ibérica, o La Voz y la agencia Febus con Unión Radio Madrid. Y en este punto es donde Unión Radio consigue destacar siendo el primero que crea su propio equipo de redactores para cubrir el género informativo.
El diario hablado “La Palabra” fue el primer informativo radiofónico que contaba para su realización con su propia agencia de noticias (la agencia Febus, fundada por Nicolás María de Urgoiti en 1924 para abastecer de noticias a sus periódicos El Sol y La Voz) y su propio equipo de redactores, lo que junto a la estructura en sus ediciones y el rigor informativo lo llevarían a convertirse en el mejor exponente del género informativo radiofónico en la década de los 30.
En la revista Ondas nº 277 (4 de octubre de 1939) Unión Radio Madrid anuncia su nuevo programa: Diario hablado La Palabra. En el artículo que la revista dedica al nuevo programa se explica que "al establecer el servicio de noticias no se trata de competencias con la prensa ya que los caminos de ésta y la del Micrófono (sic.) son distintas".
El diario hablado constaba de dos partes: la informativa por un lado y la literaria, artística y cultural por otro. Las primeras emisiones tenían una duración de veinte minutos, duración que “se ha calculado para que en él pueda recogerse lo más destacado de la información mundial. Primeramente, la información oficial, después la política, sin distinción de matices, información de sociedad, de teatro, de deportes, social, comercial, sucesos, etc. Después, información del extranjero. Todo sin interpretación ni comentario alguno por parte de Unión Radio. En la información buscará una imparcialidad exquisita, para dar el hecho escueto, tal como haya ocurrido a ser posible”(op.cit.).
Unión Radio Madrid emitió por primera vez el diario “La Palabra” el 7 de octubre de 1930. En la programación de Unión Radio Madrid ofrecida por el diario La vanguardia, con fecha 7 de octubre de 1930 podemos leer “19 h.: Campanadas de Gobernación. Cotizaciones de la Bolsa. Cotizaciones de mercancías de las principales bolsas extranjeras. — «La Palabra», diario hablado de Unión Radio. Sección especial sobre Literatura y Arte, por Hesperia (arte) e Isaac Pacheco (literatura).”

El 24 de octubre Unión Radio Barcelona incorpora el diario a su emisora de 8 a 9 horas (La Vanguardia, 24 de octubre de 1930). Paulatinamente el diario La Palabra (o “periódico radiado”, como podemos leer en la prensa de esa época) se iría emitiendo por todas las emisoras que se iban incorporando a la cadena.
La estructura en cuanto a los contenidos era similar a la de un diario. En la edición de la tarde se emitían las secciones fijas para cada día de la semana con contenidos dedicados a la parte literaria, artística y cultural con colaboradores de “capacitación suficientemente contrastada”(Revista Ondas, nº 277):

- Lunes: Deportes, con Carlos Fuertes Peralba.
- Martes: Literatura y Arte, con la señorita “Hesperia” e Isaac Pacheco.
- Miércoles: Mujer, con la escritora Matilde Muñoz.
- Jueves: Niños, con Antonio Robles Soler (Antoniorrobles).
- Viernes: Teatro, con los señores Criado y Romero.
- Sábado: Cine con Fernando G. Mantilla.
Los domingos se realizaba un extraordinario con 30 minutos de duración, de 8 a 9’30 horas.
Los locutores de este diario fueron Luis Medina, Lola Agülló, Carlos del Pozo y Julia Calleja (se incorporó en 1935). Lola Agulló estrenó el diario como locutora. Unión Radio hace referencia a que “la lectura de La Palabra está a cargo de una señorita; una voz femenil, de cristalino timbre”.
El equipo de redacción que conformaba el diario La Palabra estaba compuesto por:
- Agustín Martín Becerra: jefe de redacción (a partir de 1933).
- Eduardo Ruiz de Velasco Sánchez: redactor-jefe desde 1934-36.
- Josefina Carabias: redactora desde 1932 hasta 1936.
- Rafael Torres Endinas: redactor desde agosto de 1933.
- Carlos Caballero Gómez de la Serna: redactor desde 1933.
- Isaac Pacheco: crítica literaria y teatral junto con Jesús Mª de Arozamena.
- Carlos Fuentes Peralba: actualidad deportiva.

Este diario informativo estuvo en antena hasta el final de la guerra civil española. En 1939, el 28 de marzo a las 10:05, y con los soldados en el interior de los estudios, el locutor (o speaker, como los llamaban entonces) Luis Medina pronuncia sus últimas palabras ante los micrófonos de Unión Radio: "Unión Radio Madrid, emisora intervenida por la Primera Compañía de Radiodifusión y Propaganda en los Frentes". Al mediodía, todas las emisoras de Madrid conectaron con Unión Radio para trasmitir una programación única elaborada por RNE. De esta forma se iniciaba una larga etapa en la que la información quedó mutilada salvo el famoso “parte” que transmitía Radio Nacional de España. La otra opción que tuvieron los españoles, hasta la llegada de la democracia, para estar informados de la actualidad social, política y cultural fue la de sintonizar emisoras extranjeras o Radio España Independiente (La Pirenaica).

Fragmento de La Palabra extraído de 75 años de Radio Córdoba, Cadena Ser. Días de nuestra radio:Érase una vez la radio...