sábado, 6 de diciembre de 2008

Bobby Deglané

Roberto Deglané Rodríguez y Portocarrero nació en Iquique (Chile) en 1905. Fue oficial de carabineros en 1928. Marchó a Nueva York con la idea de convertirse en piloto pero durante la travesía perdió el dinero que llevaba en una partida de cartas y al llegar a puerto hubo de trabajar de friegaplatos. Un valenciano lo colocó en las cocinas del hospital Montefori, en el Bronx.
Estudió periodismo en la Universidad de Columbia y en 1933 se inscribió en un curso de radio de la academia Floyd Gibbons donde se especializó como locutor deportivo. Su labor deportiva arranca en Nueva York, ciudad en la que combina sus estudios con la admiración por el estilo de hacer de los periodistas del Herald Tribune, a quienes observaba en su tiempo de descanso en el hotel donde trabajaba. Se graduó en la universidad y consiguió el número uno en la escuela de radio.
Se especializó como locutor deportivo y comienza su trayectoria profesional en la emisora chilena Radio Minería, posteriormente en la argentina Radio Rivadavia, donde narraba transmisiones de boxeo y lucha libre americana con un peculiar estilo que describía golpe por golpe y en varias emisoras de Río de Janeiro (Brasil) donde retransmitía carreras de automóviles.

La historia profesional de Bobby Deglané en España se inicia en 1934 cuando llega a Radio Barcelona para cubrir la programación prevista en los años 1934-35. Venía precedido de su fama de comentarista de boxeo, de la modalidad catch-as-can (agarra como puedas), una de las más agresivas en este tipo de combates. Su misión en la emisora catalana era transmitir todos los acontecimientos deportivos del interior del país: boxeo, catch, lucha libre, baloncesto, etcétera. El éxito fue fulgurante y, a finales de 1935, le contrataron en Radio Madrid y la cadena SER para retransmitir los combates de catch desde el circo Price. "Entonces llegó la guerra y trabajé como corresponsal. Ya era figura popularísima y me conocían los soldados y generales", dijo en cierta ocasión Bobby Deglané.

En los meses anteriores a la guerra civil, Bobby Deglané había tenido una estrecha colaboración con la Falange, muchos de cuyos miembros actuaban, por entonces, como agentes provocadores, haciéndose pasar por anarquistas. Y ya estallada la guerra se enroló en el servicio de Prensa y Propaganda y fue enviado a los frentes del Sur, que dirigía el general Queipo de Llano, con una misión concreta: levantar la moral de las tropas franquistas, en emisiones especiales de radio.

Durante la Guerra Civil fue redactor de la revista "Fotos" en el bando nacional. Tras la guerra surge su labor como creador de nuevos productos de prensa escrita y radio para la nueva audiencia del deporte. Impulsó un estilo periodístico escrito y de audio basado en la cercanía para buscar el bienestar del oyente. En prensa escrita, participó como redactor en la fundación del semanario Marca en 1938 en San Sebastián, junto a Manuel Fernández-Cuesta (director), César García Agosti (redactor jefe), Adolfo Pucheo, Máximo Ramos y Pedro Sardina.

Pero fue en la radio donde creó auténtica escuela con famosos programas y concursos radiofónicos que, a través de diversas emisoras de radio en diferentes épocas, obtuvieron la máxima audiencia en España: Cabalgata fin de Semana, Operación clavel, Quién cantó las cuarenta, Carrusel Deportivo, Ay Que Risa, La melodía misteriosa, Todo vale, etc.
El primer programa de Deglané en Radio Madrid fue Fin de semana, preludio de Cabalgata fin de semana que iniciaría 10 años después.
En 1954 puso en marcha el proyecto de "Carrusel Deportivo" para la Cadena Ser, que ejecutó el venezolano Gaspar Tato Cuming como primer director de un equipo de redacción formado por cinco personas.
Sin embargo, el programa que lo lanzó a la más exitosa fama fue "Cabalgata fin de semana" , magazine estrella de la noche de los sábados desde 1951 hasta los años sesenta, en el que Deglané inventó el tipo de concursos-espectáculo comerciales precursores de los shows televisivos posteriores donde no faltaban secciones de corte deportivo relacionadas con las quinielas, (a cargo de José Luis Pécker, que, tras la salida de Deglané de la Ser, presentaría Cabalgata), la actualidad con los comentarios de Gil de la Vega "Gilera" en "Revista deportiva", el humor de "Auténticas entrevistas falsas" que creaba Oberón e interpretaban Tip y Top y otras secciones como “¿Qué es la cosa?” “La melodía misteriosa”,” Pantallas y escenarios”,” Revista deportiva”,” El que sabe, sabe, y el que no, ¡aprende!”, "Las estrellas se reúnen en Cabalgata”… Era tal su fama y popularidad, que llegó a recibir 35.000 cartas diarias, hasta el punto que en 1962 la revista Correos le definió como el Usuario Número Uno del Correo Español.

En 1967, ya en el declive de su carrera tras su salida de Cadena Ser (dirigida por aquel entonces por Manuel Aznar) Bobby Deglané adoptó la nacionalidad española. (Según palabras textuales de Luis del Olmo “Aquel maestro que lo tuvo todo – porque su todo eran millones de oyentes - acabó cuando a los empresarios de turno les convino, abandonado en la Gran Vía madrileña como un juguete roto, como un trasto del que había que deshacerse sin compasión”).

Descubridor de estrellas de la radio como José Luis Pécker, Marisol Ayuso, Mario Cabré o Joaquín Prat, escribió asimismo varios guiones para el cine, debutando como actor en 1943 con la película Campeones (1943), y en 1955 en Historias de la radio, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia (1955) donde se interpreta a sí mismo.

Su habilidad como comentarista le permitió ganar la maratón de la academia radiofónica de Floyd Bybbons de Nueva York, después de hablar ante los micrófonos durante siete horas y quince minutos.
En 1954 recibió el Premio Ondas (Primera Edición) en calidad de “animador de programas como Cabalgata Fin de Semana”.
En 1978, Bobby Deglané recibió un homenaje nacional y se le concedió la medalla al Mérito en el Trabajo, en su máxima categoría, como justo reconocimiento a su incansable labor radiofónica a lo largo de 48 años. Poseía también, entre otras condecoraciones, la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes, era Comendador de la Orden de Isabel la Católica y Premio Antena de Oro.

Murió en Madrid el 21 de agosto de 1983.



Escena de "Historias de la radio" junto a Pepe Isbert:

1 comentario:

Walkhyrya Wotan dijo...

En ningún sitio veo que se haga referencia a un concurso de cantantes que dirigió en Radio España de Madrid, de donde salió Ana Belén como ganadora de melódicos, que se llama en realidad Maria Pilar Cuesta. Este concurso, fué patrozinado por los almacenes San Mateo, de Madrid. Precisamente en este concurso, en el que se presentaba todo tipo de cantantes, como líricos, conjuntos, etc. el grupo formado por mi madre, mis hermanas y yo, ganamos el de conjuntos. Nos llamábamos Conjunto Rodrigo y fuimos muy aclamadas en aquellos tiempos. Mi madre ha muerto sin poder obtener ningún archivo sonoro de la época y veo, que en los medios ha sido borrado sin dejar huella.